Ir a contenido

pugna empresarial

Atlantia convoca una junta para preparar su contraoferta por Abertis

La italiana estudiará una nueva propuesta cuando sea aprobada la de ACS

El Periódico

La sede de Abertis en Barcelona.

La sede de Abertis en Barcelona. / AFP / JORGE GUERRERO

Atlantia ha convocado este viernes una junta de accionistas extraordinaria para el próximo 21 de febrero con el objetivo de prorrogar del 30 de abril al 30 de noviembre el plazo de ejecución de la ampliación de capital con la que pretende financiar parte de la compra de Abertis. La compañía italiana lanzó el pasado mayo una oferta pública de adquisición (OPA) de su competidora española de 16,5 euros por acción, que posteriormente fue contrarestada por otra oferta de ACS a través de su filial alemana Hochtief de 18,76 euros por título.

La compañía controlada por la familia Benetton ha dado nuevas pistas de que estudia mejorar la propuesta del grupo presidido por Florentino Pérez. "Cualquier decisión relacionada con la OPA a Abertis, en particular las referentes al precio, la estructura de la oferta, o incluso la variación en el porcentaje mínimo de aceptación, será anunciada una vez que se apruebe la oferta competidora (por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores)", ha explicado.

Atlantia valora Abertis en 16.341 millones de euros, frente a los 18.600 millones de ACS, si bien las acciones de la compañía cerraron este viernes a 18,955 euros. La junta se realizará previsiblemente cuando la oferta de ACS ya haya sido aprobada, con lo que se abrirá el plazo legal para poder mejorar las propuestas de ambas contendientes. La asamblea del pasado agosto autorizó a la firma trasalpina a ampliar capital en 3.794 millones para financiar en torno al 20% de la compra.

El proceso, con todo, se enfrenta a ciertas incertidumbres. El Gobierno podría lleva a la CNMV a los tribunales por aprobar la OPA de la italiana sin solicitar antes su autorización por ser Abertis concesionaria de autopistas y de Hispasat. Atlantia pidió el pasado diciembre el visto bueno del Ejecutivo a su operación, pero este todavía no se lo ha dado.