comisión de investigación

La CNMV investiga si el Popular escondió pérdidas

Albella anuncia que también analiza la información sobre las pensiones de los consejeros

El presidente de la CNMV, Sebastián Albella, en una rueda de prensa.

El presidente de la CNMV, Sebastián Albella, en una rueda de prensa. / EFE / JUAN CARLOS HIDALGO

Se lee en minutos

P. Allendesalazar

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, ha revelado este jueves que su organismo está analizando si el Banco Popularintervenido y vendido al Santander el pasado junio, ocultó pérdidas en sus últimos años. La entidad anunció hace unos meses, ya controlada por su nuevo dueño, que perdió unos 12.000 millones de euros entre enero y junio, cuando sus números rojos eran de 137 millones hasta marzo y de 3.485 millones en el 2016, mientras que en el 2015 ganó 105 millones y en el 2014, 330 millones.

La CNMV está estudiando "en qué medida es razonable imputar esos resultados en su integridad a los seis primeros meses del 2017, periodo en que se produjo la resolución, o si al menos en parte debían haberse imputado a ejercicios anteriores". Esta actuación pone bajo lupa la gestión de los dos últimos presidentes del Popular: Emilio Saracho (febrero a junio del 2017) y, sobre todo, Ángel Ron (del 2002 a febrero del 2017).

El primero ya anunció en abril un ajuste de los resultados del 2016 elaborados por el segundo tras detectar un desfase de más de 630 millones de euros. La CNMV también lo investiga para aclarar la "naturaleza y causas" de aquellos ajustes. La investigación podría causar problemas a Ron o Saracho según las conclusiones a las que se llegue, ya que la institución podría abrir los "correspondientes expedientes sancionadores".

Claridad sobre la pensión

Ante la comisión de investigación de la crisis en el Congreso, Albella ha anunciado también que la CNMV ha requerido información y documentación detallada sobre la remuneración de los consejeros del Popular, "de los que podrían derivarse consecuencias sancionadoras". En particular, se ha referido a la "necesidad de claridad en relación con la parte de las remuneraciones que se presenta como pensiones o planes de previsión a largo plazo", probablemente en relación a los derechos adquiridos por Ron (1,1 millones al año hasta su jubilación, para los que el banco reservó 24 millones).

Albella ha defendido que la CNMV hizo un "seguimiento estrecho y estuvo especialmente activa" en los meses anteriores a la caída del Popular, particularmente respecto a la compraventa de acciones. "No se han identificado hasta la fecha actuaciones manipuladoras o uso de información privilegiada, tampoco en el ámbito de quienes operaron en corto (apuestas especulativas a la bajada de la acción) sobre el valor, aunque la CNMV mantiene diversas investigaciones abiertas", ha explicado.

Advertencia sobre bitcoin

Te puede interesar

El supervisor ha defendido que su organismo no prohibiese las apuestas bajistas contra el Popular, aunque llegó a tener todo preparado para hacerlo. No se produjo, ha argumentado, ninguna de las "operaciones típicas" que lo justica, como una fusión. También ha revelado que ni el banco ni ninguno de sus consejeros de los solicitó desde que accedió al cargo en noviembre del 2016.

Por otra parte, ha advertido de que está "muy preocupado" por el hecho de que inversores particulares estén comprando bitcoins. La CNMV y el Banco de España, ha explicado, han creado un grupo de trabajo para ver sí pueden proteger a los consumidores o han de proponer reformas legales para hacerlo. Su preocupación es que se produzca un problema como el de Forum Filatélico y Afinsa, en los que la falta de supervisión pública por el tipo de actividad de que se trataba dejó sin protección a miles de ahorradores.