Ir a contenido

con cargo al Estado

El Gobierno ordena la devolución a las eléctricas del bono social del 2014

La cuantía es del orden de 200 millones de euros, de los que el 42,61% corresponde a Endesa y el 38,47% a Iberdrola

Mujer en situación de pobreza energética.

Mujer en situación de pobreza energética. / EL PERIÓDICO

El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital ha ordenado devolver a las comercializadoras eléctricas las cantidades abonadas por el bono social en el ejercicio 2014, más los intereses correspondientes, con cargo a los superávits del sistema eléctrico.

Según consta en una orden publicada este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE), el Gobierno ejecuta así las sentencias del Tribunal Supremo que habían dado la razón a la eléctricas respecto del sistema de financiación el bono social. El Estado asumirá el coste de ese bono social. El bono social eléctrico en el 2014 rondó los 200 millones de euros y fue asumido en su mayor parte por Endesa (41,61%), Iberdrola (38,47%) y Gas Natural (14,18%).

La orden señala que los pagos se realizarán "con cargo a los superávits de ingresos del sistema eléctrico que están depositados en la cuenta específica del encargado de las liquidaciones", la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

El pasado mes de octubre, el Ministerio ya aprobó otra orden para la devolución de las cantidades abonadas por las eléctricas por el bono social en los ejercicios 2015 y 2016, después de que otro fallo del Supremo estimara que estas indemnizaciones a las compañías debían realizarse con cargo al sistema eléctrico y no al Tesoro Público o a las comercializadoras.

A finales de octubre del año pasado, el Supremo ya había estimado los recursos interpuestos por Endesa y Viesgo -la antigua E.ON España- y reconoció el derecho de los demandantes a cobrar una indemnización por las cantidades abonadas en concepto de bono social en aplicación del real decreto del 2014 por el que se fijó la metodología de financiación.

Las cantidades correspondientes al bono social eléctrico del 2014 estaban pendientes del fallo del Tribunal Supremo a varios recursos presentados por las eléctricas. Así, el tribunal ha estimado los recursos presentados por Endesa, Iberdrola, Viesgo, Gas Natural, Estebanell y Pahisa, Electra del Maestrazgo, Fuciños Rivas, Cooperativa Popular de Fluido, Eléctrico de Camprodón y la Asociación de Empresas Eléctricas (Aseme).

Superávit

Desde 2014, el sistema eléctrico se encuentra en positivo, acumulando más de 1.440 millones de euros de superávit. En concreto, ese año el superávit ascendió a 550,3 millones de euros, mientras que en 2015 alcanzó los 469,3 millones de euros y en 2016 más de 421 millones de euros.

A este respecto, el Gobierno ya había incluido varias disposiciones adicionales en el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para el ejercicio 2017 en las que recogía la posibilidad de dedicar parte del superávit del sistema eléctrico a sufragar tanto las ayudas a las renovables en territorios no peninsulares como indemnizaciones por fallos judiciales a favor de empresas del sector.

Amortizar deuda

Estas disposiciones con rango de ley suponían una modificación de la Ley del Sector Eléctrico de 2013, en la que se establece que el superávit del sistema eléctrico deberá dedicarse íntegramente a amortizar la deuda generada tras sucesivos años de déficit de tarifa.

La disposición adicional centésima décima cuarta señala que, "de forma excepcional para el año 2017, los superávits de ingresos del sistema eléctrico podrán destinarse al pago de indemnizaciones en ejecución de sentencias derivadas de normativa del sector eléctrico".

Congelados los peajes de gas y electricidad en el 2018

En el 2018 volverán a estar congelados los peajes de electricidad y gas, según la orden ministerial publicada este miércoles por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. Estos peajes son la parte regulada de la factura, la única que depende del Gobierno, y suponen los ingresos necesarios para cubrir los costes regulados previstos tanto en el sistema gasista como en el eléctrico.

En los últimos cinco años, los peajes se han mantenido constante para la electricidad. En el caso del gas, es el cuarto año consecutivo en que se congelan.

El Ministerio de Energía estima que en los próximos años habrá un equilibrio económico en los sistemas eléctrico y gasista que permite dejar como está la parte regulada de las facturas.

También considera que no incrementar los peajes tendrá “un impacto positivo tanto en la competitividad de la economía española como sobre el conjunto de la actividad económica".

La misma orden ministerial establece una reducción en el precio del alquiler de los contadores de gas que supondrá una rebaja media de ocho euros al año por cliente para unos 7,8 millones de consumidores domésticos. 

0 Comentarios
cargando