Ir a contenido

reestructuración

Evo Banco acuerda con los sindicatos el despido de 239 empleados

El plan incluye prejubilaciones para mayores de 54 años e indemnizaciones para el resto de los trabajadores de 32 días por año trabajado

Max Jiménez Botías

Oficina de Evo Banco enbarcelona.

Oficina de Evo Banco enbarcelona.

Evo Banco ha alcanzado un acuerdo con los sindicatos para prescindir de 239 empleados, un 11% menos de lo inicialmente planteado, a través de indemnizaciones "con un incremento muy importante" respecto al pasado y con la inclusión por primera vez de un sistema de prejubilaciones. La empresa planteaba el despido de 270 trabajadores cunado anunció sus planes a los trabajadores, aunque la cifra final representa más del 50% de la plantilla de la entidad financiera.

Las condiciones de salida incluyen prejubilaciones para mayores de 54 años e indemnizaciones para el resto de trabajadores de 32 días por año trabajado, con un límite de 22 mensualidades, a lo que se suma 2.000 por trienio y una prima por años de prestación de servicio que va desde los 4.000 hasta los 30.000 euros. En el caso de que el empleado lleve más de 25 años en el banco surgido de la extinción del negocio fuera de Galicia y las regiones próximas del grupo Novacaixagalicia, creado tras la fusión de las extintas Caixanova y Caixagalicia, recibirá una prima de 5.000 euros o 6.000 euros por año en función de si su salario supera o no los 50.000 euros anuales.

El acuerdo recoge también la posibilidad de que los trabajadores reciban préstamos personales de hasta 10 años con un interés de euríbor más dos puntos básicos o hipotecas a euríbor más 0,85, sin suelo ni techo.

Periodo de adhesión

El acuerdo abre un período de adhesión voluntaria para los empleados adscritos a las oficinas que se mantienen y para las áreas de servicios centrales afectadas por la reorganización. Además proporciona un plan de recolocación externa a través de una agencia especializada con una duración  de doce meses, duplicando el límite legal establecido, y  un paquete de ayudas financieras en condiciones preferentes para préstamos hipotecarios o personales.

La entidad financiera propiedad del fondo estadounidense Apollo pretende reducir el grueso de su plantilla y su red de sucursales en un giro con el que aspira a ser un banco que principalmente opera por internet. Los clientes de la entidad financiera contarán a partir del 1 de febrero solo con cinco oficinas físicas -Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia y Bilbao-, una oficina virtual, y las plataformas de banca móvil, internet o atención telefónica. Los servicios presenciales como los ingresos de efectivo podrán realizarse en cajeros ubicados en todo el territorio nacional, añade el banco

Temas: Despidos Bancos

0 Comentarios
cargando