Ir a contenido

copias ilegales

Lego gana una batalla legal en China contra imitadores

Las copias se venden hasta a un tercio del precio de las originales

Una mujer y un niño hechos con piezas de Lego, en un centro comercial de Pekín. 

Una mujer y un niño hechos con piezas de Lego, en un centro comercial de Pekín.  / Andy Wong (AP)

La empresa danesa de juguetes Lego ha ganado una batalla legal contra dos empresas de China que imitaban sus productos después de que un juzgado de este país le haya dado la razón por primera vez en su historia, según un comunicado de la compañía. Lego recibió en septiembre una decisión favorable del Tribunal Popular Intermedio de China Shantou, que sostenía que ciertos productos de la compañía Bela infringían sus derechos de marca y que la fabricación y venta de esos productos constituían actos de competencia desleal. El caso se presentó contra dos empresas chinas que habían estado fabricando y vendiendo productos de esta marca que eran casi idénticos a los productos Lego.

Esta es la primera vez que Lego gana un caso de competencia contra imitadores en China, un país en cuyo mercado desembarcó en 1993 y en el que hay numerosas empresas que copian sus productos.

Empaquetados diferenciados

El tribunal decidió que, desde noviembre de este año, las dos compañías chinas deben dejar de copiar el empaquetado y los logotipos de los productos Lego. El Grupo Lego, apuntó el tribunal, goza de protección en virtud de las leyes chinas de competencia desleal por la apariencia distintiva y única de ciertos aspectos decorativos de su empaquetado.

"Creemos que esto es muy importante para el desarrollo continuo de un entorno comercial favorable para todas las empresas que operan en el mercado chino", apuntó el vicepresidente de asuntos legales de Lego, Peter Thorslund Kjær. La compañía, agrega el comunicado, "toma muy en serio la protección de su propiedad intelectual y toma las medidas necesarias para garantizar que no se violen sus derechos de autor, marcas registradas, patentes o propiedades intelectuales".

El pasado año abrió en China la primera factoría del fabricante danés de juguetes en Asia, situada en la ciudad oriental china de Jiaxing. La factoría produce para el mercado asiático en un momento en el que la célebre marca de juegos de construcción tiene un plan para abrir tiendas de su franquicia en 40 ciudades chinas hasta el 2020. 

Competencia con Lego de marcas chinas

La competencia de marchas chinas con Lego no ha acabado. Marcas blancas chinas de calidad inferior o similar y compatibles son mucho más baratas. La gran mayoría de estos productos pueden ensamblarse con las piezas de Lego original, pero pueden tener un precio equivalente a un tercio del auténtico. También hay calidades distintas dentro de la oferta china de piezas (hasta con tasa de defectos de entre 3-4 por cada 1.500 piezas, elevada para juegos con 2.000 piezas, por ejemplo). Además de Bela, las marcas Lepin, Decool o Gudi, por ejemplo ofrecen productos similares a los de Lego con precios inferiores. Los aficionados suelen reafirmarse en que nada es mejor que el original, pero el comercio 'on line' internacional de piezas compatibles con Lego es un punto de batalla para la marca danesa. 

0 Comentarios
cargando