Ir a contenido

datos oficiales

Catalunya registró el mayor aumento del paro desde el 2009 en un mes de noviembre

El número de desempleados aumentó en 7.391 personas, 136 más que en el conjunto de España

El Gobierno vincula el deterioro del mercado laboral catalán a la situación política

Mercedes Jansa

Cola de parados en una oficina de empleo de Barcelona. 

Cola de parados en una oficina de empleo de Barcelona.  / CARLOS MONTAÑÉS

El sector servicios, y las autonomías de Baleares y Catalunya han salido mal parados en el recuento oficial del desempleo en el pasado mes de noviembre. El penúltimo mes del año no suele ser bueno para el mercado laboral, del que han salido los contratados en hostelería pero aún no han entrado los trabajadores del comercio cara a la campaña de Navidad. En toda España el desempleo ha aumentado en un mes en 7.255 personas, un incremento muy por debajo, no obstante, del registrado hace un año cuando se acercó a los 25.000 trabajadores. Así, el número total de parados registrados en las oficinas del servicios estatal desempleo (SEPE) se sitúa en 3.474.281,  el nivel más bajo de los últimos ocho años. Desde noviembre del año pasado el paro se ha reducido en 315.542 personas.

En Catalunya se registraron en noviembre 7.391 parados más que en octubre,  el mayor incremento en esta comunidad en el penúltimo mes desde el 2009, que entonces superó los 11.000.  En total, en Catalunya hay 422.462 personas en desempleo. En todo caso, son 40.517 parados menos que hace un año, el 8,75%, un porcentaje muy similar al del conjunto de España (8,33%).

El 'procés'

Es el segundo mes consecutivo en que los datos de empleo en Catalunya son de los más desfavorables, como ha destacado el Gobierno. Entre octubre y noviembre se ha pasado de reducirse el paro en 6.000 personas a aumentar en 2.500 personas, según el secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo, quien ha constatado "una realidad ciertamente preocupante" que ha vinculado a la situación política derivada del 'procés'. Riesgo ha advertido del impacto negativo de esta coyuntura en términos de empleo en la campaña de Navidad.

Sin embargo, la patronal Pimec no comparte este análisis. Para la pequeña y mediana empresa catalana la causa del incremento del desempleo en Catalunya se encuentra en la estacionalidad de la actividad productiva en esta comunidad, muy vinculada al turismo, ya que es el sector servicios es el que ha destruido más empleo en noviembre. 

La pérdida de 102.856 ocupados en la hostelería no se ha podido compensar con el incremento del empleo en educación (28.400 más),  comercio (18.874 más) o construcción (15.846 más). En todo caso, en lo que va de año el sector hostelero ha perdido 11.800 empleos más que en las mismas fechas del 2016.

En Baleares el impacto estacional ha sido mayor. Es la comunidad con mayor crecimiento del desempleo, hasta los 12.586 trabajadores. Por el contrario las comunidades que encabezan la reducción del paro son Madrid (8.191), Andalucía (3.114) y la Comunidad Valenciana (2.486).

Las mismas sombras pesan sobre la creación de empleo que se mide en afiliación a la Seguridad Social. En España, ha bajado en noviembre en 12.773 personas, una destrucción de empleo que no ha sido compensada por la contratación en educación. El número de ocupados ha quedado en 18.417.756 trabajadores (637.232 más que hace un año), una cifra próxima a la del 2008.

Catalunya ha perdido 4.038 cotizantes en noviembre, aunque en comparación con hace un año ha ganado 115.288. Las diferencias entre España y Catalunya se manifiestan en  términos porcentuales.

Para el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, la tensión política en Catalunya ha provocado "una quiebra" en el comportamiento habitual de la afiliación en esta comunidad. Si hace un año la tasa interanual de nuevos cotizantes al sistema crecía en esta comunidad el 4,09 %, ahora lo hace el 3,62%. 

Divergencia en afiliación

Por el contrario, en el conjunto de España la afiliación crecía hace un año al 3,07 %, mientras que ahora  lo ha hecho al 3,58 %, medio punto por encima. Para el Ministerio de Empleo la conclusión es clara: la evolución de la afiliación en Catalunya y en el resto de España "es claramente divergente", ha subrayado Burgos.

Es el segundo año en un mes de noviembre en que Catalunya pierde afiliados, aunque en el 2016 fue menor (312). En el 2014 ganó 806 ocupados y en el 2015 sumó 2.576.

Por lo que respecta a los contratos, en Catalunya se firmaron en noviembre 268.606 contrataciones, lo que representa un descenso de 29.243 con respecto a octubre, aunque han sido 2.716 más que hace un año.

En toda España, durante el pasado mes de noviembre  el número de contratos se ha acercado a los dos millones (1.818.339), con un incremento del 4,28%, respecto del mismo mes del año pasado.  La contratación indefinida apenas llega al 10% y en noviembre sumaron 170.732.

Propuestas para desincentivar la contratación temporal

Hasta el pasado octubre se habían firmado 4,6 millones de contratos con una duración igual o inferior a una semana. Representan el 28% de todos los contratos temporales y el 46% de los temporales con duración determinada, según un estudio del gabinete económico de CCOO, que denuncia el alto nivel de rotación de empleados por un mismo puesto de trabajo.

El sindicato asegura que en el 2006 los empleados temporales firmaban una media de 3,6 contratos por persona; el año pasado, por efecto de la reforma laboral, se llegó a 5,6.

CCOO ha remitido al Gobierno un documento con 35 propuestas para desincentivar esta contratación. Entre ellas destaca el aumento significativo de la cotización a la Seguridad Social de estos contratos así como el coste de la indemnización, prohibir el encadenamiento sin límite de una misma persona a un mismo puesto, eliminar el contrato de emprendedores y fomentar el contrato relevo para rejuvenecer las plantillas.

Temas: Catalunya Paro