Ir a contenido

INSTITUCIÓN EMPRESARIAL

Masià abre la campaña de la Cambra

El excolaborador de Miquel Valls se presente como alternativa con un programa para gestionar empresarialmente la entidad barcelonesa

Salvador Sabrià

Ramon Masià presenta su candidatura a la presidencia de la Cambra de Comerç de Barcelona.

Ramon Masià presenta su candidatura a la presidencia de la Cambra de Comerç de Barcelona. / Ricard Cugat

La carrera para la presidencia de la Cambra de Comerç de Barcelona ya ha empezado. El economista y abogado Ramon Masià, empresario de la consultora Serviaux, ha presentado este miércoles ente los medios de comunicación los primeros ocho componentes de la lista que presentará para optar a los 40 puestos de elección directa que deberán formar parte del nuevo pleno de la entidad cameral. Y lo ha hecho contraponiendo su programa basado en el principio de "empresarizar" la Cambra, a la que considera que ha sido la actitud del actual presidente de la entidad Miquel Valls, en los últimos años basada en "muchas declaraciones y poco trabajo" efectivo, según el candidato. Los otros objetivos del candidato son lograr la independencia financiera de la entidad, ofrecer los servicios que sean "realmente útiles a las empresas" y todo ello con un "plan de negocio" que pretende consensuar con los miembros del nuevo pleno.

Masià tampoco ha sido muy vehemente contra Valls, entre otros motivos porque fue precisamente uno de sus colaboradores destacados en las tres elecciones en las que saló elegido presidente de la Cámara. De hecho, Masià ya contribuyó a la última victoria de Antoni Negre, antes de la llegada de Valls. Pero en los últimos años ambos se fueron distanciando, hasta el punto de que el candidato ha puesto en marcha varios litigios legales contra la presidencia de la Cambra y por varias de las decisiones tomadas en los últimos plenos por considerar que se tomaron de forma irregular por falta de consenso. En los últimos años, Masià ha sido la oposición más clara a su antiguo jefe de filas y este miércoles, al presentar su lista ha explicado que lo hacía "para ser útil a la Cambra" desde este nuevo papel, tras sus intentos "fallidos" como miembro del pleno.

Comicios sin fecha

Como todo en esta entidad, los procesos son muy complicados. Empezando por el hecho de que Masià se ha presentado como candidato a unas elecciones que aún no se han convocado. El proceso electoral de estas entidades de derecho público, que en el caso de Barcelona representa a cerca de 400.000 empresas y autónomos, puede durar casi un año, entre el momento en el que se empiezan a crear las candidaturas entre los 40 grupos y categorías de empresas, y la votación efectiva. El Gobierno decretó el inicio del proceso el pasado 2 de octubre y la fecha máxima para finalizarlo el próximo 30 de septiembre del 2018. La convocatoria de la fecha electoral corresponde a la Generalitat, que todavía no la ha formalizado y que está pendiente de la constitución del Govern que surja de las urnas del próximo 21 de diciembre.

Prescisamente para no interferir, no ser afectado, por la campaña electoral política, Masià ha justificado la presentación de los primeros candidatos de su lista este miércoles. De los ocho primeros miembros, tres forman parte del actual pleno de la Cambra, contando al propio Masià. Los otros dos son Lluis Puig, consejero delegado de Eurofil, y Alfredo Martínez-Sabadell, consejero delegado de Sogesa. A estos se han sumado hasta el momento en la lista el notario Josep María Valls Xufré; el empresario y consultor de empresas Xavier Argenté; Javier Calatrava, director de R3 Cybersecurity, Carlos Oliveras, propietario de la cadena Lux Organic Salons y la consultora Elena Elorriaga.