29 feb 2020

Ir a contenido

tendencia industrial

El área metropolitana se queda sin oferta de naves industriales

La escasa disponibilidad es una evidencia en un rádio de 40 kilómetros en torno a Barcelona

El comercio electrónico ha acaparado el mayor volumen de espacios logísticos en los úlitmos años

Max Jiménez Botías

Centro logístico de Amazon en Castellbisbal.

Centro logístico de Amazon en Castellbisbal. / RICARD FADRIQUE

Las naves industriales de calidad en los principales núcleos de Barcelona han extremado durante el 2017 la tendencia a la baja registrada en los últimos años. La falta de oferta es una evidencia en un radio de 40 kilómetros en torno a la capital catalana, lo que afecta a la primera y segunda corona metropolitana. Esa situación queda reflejada en un reciente informe de la Asocación de Promototres  (APCE), realizado junto con Forcadell, que pone de manifiesto que el buen momento que atraviesa el sector industrial, gracias al dinamismo de la economía, ha dado origen a una falta de oferta de naves industriales allá donde la demanda es mayor.

Una de las razones principales que inciden en la falta de disponibilidad hay que buscarla en el gran desarrollo experimentado por el comercio electrónico en los últimos años. El auge de la venta 'on line' ha dado origen a fenómenos de márketing como el 'Cibermonday' o el Black Friday que llevan aparejado una infraestructura logística de proporciones gigantescas. Las grandes empresas de sector y las relacionadas con el transporte de mercancías han acaparado los espacios disponibles cerca de las grandes concentraciones urbanas --principalmente Barcelona-- para instalar sus centros de distribuición. Amazon, el gigante de la venta 'on line' y FedEx del transporte urgente, son los últimos inquilinos que han conseguido espacios en terrenos del Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB). 

Grandes operadores

Cuando se anunció la inversión de Amazon de 200 millones en el centro logístico de El Prat de LLobregat, los consultores del sector ya anunciaron que sería la punta de lanza, porque la compañía norteamericana suele desplegar alrededor de estos núcleos una multitud de satélites que se complementan con el principal. Así ocurrirá con las nuevas instalaciones que se están construyendo en un solar del CZFB alquilado a la promotora Goodman. FedEx anunció a principios del mes la apertura de un nuevo centro de operaciones terrestres en Barcelona. Está ubicado en la Zona Franca y dará empleo a 280 personas. Procesará envíos nacionales e internacionales, y servirá de 'puerta de enlace' entre Barcelona y Europa. El terreno pertenece a Cilsa, la asociación pública y privada que gestiona la zona de actividades logísticas (ZAL) en el Puerto de Barcelona.

Son los últimos grandes proyectos relacionados como el comercio electrónico en las inmediaciones de Barcelona. Se ajustan a la estrategia de 'ultima milla' que desarrollan estas compañías para estar cerca del cliente final que compra por internet y se trata de grandes proyectos llave en mano que solo pueden ofrecer los organismo públicos o mixtos, como los dos mencionados. "Los operadores privados tenemos mucho más complicado disponer de los espacios necesarios en el entorno más cercano a Barcelona para atender esta demanda", ha explicado Óscar Martín, delegado en Catalunya de Prologis, el primero operador logístico privado. A margen de estos dos, otras grandes operaciones ha tenido que buscar ubicaciones menos cercanas a Barcelona. Destaca en la Bisbal del Penedès (Tarragona) la contratación de 55.000 metros...

La tasa de desocupación es del 0,5%

"En Barcelona la demanda es muy elevada, pero la falta de espacios en primera y segunda corona, con tasas de desocupación del 0,5% y el 1,6% respectivamente, impide que la contratación se mantenga en los niveles récord de los dos últimos años. Esto ha provocado un repunte en las rentas ‘prime’ durante la primera mitad del 2017, que continuará durante los próximos meses. La renta media se ha situado en los 6,75 euros por metro cuadrado al mes", explica David Oliva, director del área logística de la consultora inmobiliaria CBRE.

De hecho, el incremento de la demanda junto con la reducción de la oferta disponible en los principales núcleos de comunicación han hecho que el sector de naves de alquiler se haya consolidado. No solo en el Barcelonés, también en las comarcas adyacentes han despuntado los crecimientos de las rentas que generan el alquiler de estos espacios, destaca la APCE.

Una caída de contratación del 40%

El mercado logístico catalán ha registrado un caída de la actividad hasta finales del primer semestre del 2017 por la falta de disponibilidad de naves. Coinciden todos los informes de los operadores implicados en el sector inmobiliario. En el conjunto del territorio la contratación ha descendido el 40%, hasta los 237.000 metros cuadrados. No obstante en el segundo trimestre del 2016 se produjo la contratación de la nave, llave en mano, de Amazon en El Prat de Llobregat, que dispone de 60.000 metros cuadrados. Si ese contratación la reducción hubiera sido del 23%, según la consultora CBRE