Ir a contenido

sector de futuro

Del ladrillo a la biotecnología

Nace Genesis Ventures, fondo para financiar proyectos biomédicos previos a constituirse en empresas

Uno de los inversores es un 'family office' que del inmobiliario empieza a destinar recursos a las ciencias de la vida

Agustí Sala

Josep Lluís Falcó.

Josep Lluís Falcó.

Del ladrillo a la biotecnologíaGenesis Ventures es un nuevo fondo especializado en biomedicina que se ha presentado en Barcelona. En el mismo ha invertido un 'family office' con dos accionistas que se centraban en la construcción e inmobiliario y que han decidido hacer los primeros pinitos en el ramo de las ciencias de la vida; así como dos socios promotores de la iniciativa que forman parte de la firma de apoyo a emprendedores y centros de investigación, Genesis Biomed, Josep Lluís Falcó y Jordi Vallès, consejero delegado y 'project manager' de esa empresa, respectivamente, y ambos con larga experiencia en el sector.

El primer fondo que crean, Genesis Ventures Fund I, está dotado con 610.000 euros. De la suma total, 500.000 los han aportado los inversores del ladrillo, que exigen la máxima confidencialidad. El objetivo es llevar a cabo entre siete y ocho operaciones a lo largo de dos años, por un importe de entre 50.000 y 100.000 euros cada una, explica Falcó. Los beneficiarios serán emprendedores con un proyecto que no se haya constituido aún como empresa, para que puedan alcanzar el valor necesario en su investigación y atraer, posteriormente, su primera ronda de financiación a través de fondos o capital riesgo (serie A) acompañándolos como accionistas.

"Es un hueco que hace falta en el mercado", afirma. Falcó, consejero delegado de Genesis Biomed y con 20 años de experiencia en el sector biomédico. Ha trabajado en grandes farmacéuticas como Sanofi; medianas, como el Grupo Ferrer; pequeñas biotecnológicas, como firmas surgidas de grupos de investigación de hospitales; y en consultoras como Antares o Asphalion. Falcó ha logrado captar más de 40 millones de euros en los últimos cuatro años.

En realidad, la compañía "es un vehículo de financiación atípico sin ningún precedente similar en España", afirma Falcó. "Haremos la ciencia que esperan los inversores y las agencias reguladoras, con el claro objetivo de desarrollar productos innovadores. Invertiremos en proyectos que aún no se hayan constituído como una 'start-up' o 'spin-offs' (proyectos surgidos de un centro de investigación o similar) y los acompañaremos para dar forma al plan de negocio y buscar la financiación privada posterior que necesiten".

El sector biomédico y biotecnológico catalán atrajo el año pasado 153,1 millones de euros de inversión durante el año pasado. Fue una cifra récord. Según un estudio realizado por la patronal CataloniaBio y la consultora EY, cuatro de cada 10 compañías del sector tendrán que recurrir a nuevas fuentes de financiación en menos de un año.

0 Comentarios
cargando