Ir a contenido

electricidad

Energía modifica los incentivos para que la industria ajuste el consumo eléctrico

El texto acorta de un año a cinco meses el periodo de la subasta para remumerar la interrumpibilidad

El Ministerio de Energía ha aprobado la orden que modifica el sistema de la interrumpibilidad, el mecanismo por el que los grandes consumidores de electricidad reciben un incentivo por modular su consumo en momentos de saturación en el sistema eléctrico. Según el texto, se limitan a cinco meses el periodo que cubrirá la próxima subasta, en lugar de la adjudicación por un año, como era habitual.

Según la nueva orden publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que modifica la anterior, el periodo de entrega para el procedimiento de subastas será el comprendido entre el 1 de enero y el 31 de mayo de 2018. No obstante, el gabinete dirigido por Álvaro Nadal abre la puerta a que posteriormente puedan celebrarse otras subastas durante la temporada eléctrica del 2018.

El Gobierno justifica esta limitación temporal en la necesidad de adaptar el servicio a las exigencias requeridas por la Unión Europea y porque entrará en vigor el nuevo marco regulatorio europeo eel año que viene, que introducirá nuevos cambios.

Criterios económicos

Asimismo, se incluye la novedad de activar el servicio de interrumpilidad por criterios económicos. En este caso, el operador hará que entre en juego la interrumpibilidad si es más barata que los servicios de ajuste del mercado diario.

Asimismo, en la orden se excluyen del ámbito de aplicación del servicio de disponibilidad las instalaciones de generación hidráulica, debido a la escasez actual de las reservas y a la incertidumbre futura sobre la evolución de las precipitaciones. La producción eléctrica por esta vía se ha reducido casi el 50% en lo que va de año.

Por otra parte, la retribución del servicio de interrumpibilidad estará constituida por dos términos, uno fijo asociado a la disponibilidad de potencia y otro variable asociado a la ejecución efectiva de una opción de ejecución de reducción de potencia.

La pasada semana, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ya criticó esta propuesta de orden del Ministerio de Energía, al considerar "elevado" el coste del sistema de interrumpibilidad eléctrica, "apenas utilizado", y propuso que se justificase su necesidad.