Ir a contenido

sector estratégico

Endesa espera a la normativa para decidir sobre sus centrales de carbón

La eléctrica asegura que coordinará sus movimientos "con la política energética que determine el Minsterio"

Borja Prado, presidente de Endesa. 

Borja Prado, presidente de Endesa.  / ANDREA COMAS (REUTERS)

Endesa esperará a conocer el contenido definitivo del real decreto que prepara el Gobierno para regular el cierre de centrales eléctricas en España y la nueva ley de cambio climático y transición energética antes de tomar una decisión sobre sus plantas de carbón.

Fuentes de la energética presidida por Borja Prado, que tiene previsto reunirse con el minsitro de Energía, Álvaro Nadal, han señalado que el Gobierno tiene el derecho y el deber de fijar la política energética del país, por lo que aguardarán a conocer la letra definitiva del decreto y la ley de transición energética. Cualquier iniciativa en este sentido la llevarán a cabo "en coordinación con la política energética que determine el Ministerio".

En su plan estratégico 2017-2020, Endesa reafirma su apuesta por la descarbonización total de su 'mix' para el 2050, aunque defiende la operación de la energía nuclear a largo plazo para garantizar la seguridad del suministro y la preservación del carbón eficiente para evitar mayores emisiones y costes del sistema.

Inversiones por 400 millones

A este respecto, llevará a cabo inversiones por 400 millones de euros hasta el 2020 destinadas a la seguridad y operación a largo plazo de su capacidad nuclear y de 300 millones de euros para las inversiones medioambientales en sus térmicas.

El pasado mes de mayo, Enel, principal accionista de Endesa, anunció su intención de cerrar las centrales de Compostilla (León) y Andorra (Teruel) en el 2020 por no ser viables económicamente.

En una conferencia con analistas este miércoles, el consejero delegado de Endesa, José Bogas, señaló que el Gobierno tiene "el derecho y el deber" de marcar la política energética del país y se mostró convencido de que se logrará un acuerdo de fechas sobre cómo avanzar en el plan energético español.