Ir a contenido

Carmena retiene otros 56 millones de euros para cumplir con Montoro

Esta cantidad se suma a los 173 millones recortados para cumplir con la regla de gasto

Efe

La alcaldesa de Madrid Manuela Carmena, durante un desayuno informativo.

La alcaldesa de Madrid Manuela Carmena, durante un desayuno informativo. / AGUSTÍN CATALÁN

El Ayuntamiento de Madrid ha comunicado al Ministerio de Hacienda la retención esta semana de otros 56 millones de euros del presupuesto de 2017 para el cumplimiento de la regla de gasto, una cuantía que se suma a los 173 millones que se sacarán de las cuentas en el Pleno de la próxima semana.

La primera teniente de alcalde y alcaldesa en funciones, Marta Higueras, ha dado esta cifra en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno cuando los periodistas han preguntado por el contenido de la comunicación semanal con los ajustes económicos que debe remitir el consistorio al departamento de Cristóbal Montoro desde que éste impuso la tutela de las cuentas.

"Esta es la segunda semana y hemos hecho unas retenciones de crédito que se comunicaron ayer de 56 millones. Todavía faltan 135 millones", ha detallado Marta Higueras, mano derecha de Manuela Carmena, integrada en la comisión municipal para acordar los recortes presupuestarios.

La regla de gasto, incumplida en 2015 y 2016

Más de cincuenta millones retenidos se corresponden con dinero procedente de las áreas de gobierno, y el resto procede de proyectos de los distritos.

Además, el Ministerio requiere nuevas medidas de ahorro de 243 millones de euros en 2018.

El Ministerio de Hacienda indicó al Ayuntamiento que tenía que presentar cada semana un certificado de sus cuentas para garantizar el acatamiento de la regla de gasto, incumplida en los ejercicios de 2015 y 2016.

La pasada semana, la alcaldesa anunció la retención inmediata de 173,5 millones de euros que afectan a 1.206 partidas municipales, lo que supone el 3,3 % del presupuesto de 2017, una decisión que el Pleno municipal tendrá que ratificar la próxima semana.

El equipo de Gobierno asume que tendrá que prorrogar las cuentas de 2017 debido a la falta de tiempo para presentar un presupuesto nuevo, como consecuencia de la tutela impuesta por el ministro.