Ir a contenido

El patrimonio de Blesa cubrirá su responsabilidad civil por las 'black'

El Supremo declara firme la responsabilidad civil del expresidente de Caja Madrid por el gasto con las tarjetas

Los herederos renunciaron a continuar con su recurso de casación

Ángeles Vázquez

Blesa, tras declarar en la Audiencia Nacional en octubre del 2014.

Blesa, tras declarar en la Audiencia Nacional en octubre del 2014. / JOSÉ LUIS ROCA

El fallecimiento de una persona incursa en una causa penal extingue su responsabilidad penal, pero no la civil. Y el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa, quien se suicidó el pasado 19 de julio, no iba a ser una excepción. El Tribunal Supremo ha declarado firme la sentencia de la Audiencia Nacional que le condenó a seis años de cárcel y le declaró responsable civil solidario del gasto que se produjo con las tarjetas 'black' bajo su mandato, es decir, 9,3 millones de euros. 

El Supremo ha declarado firme esa sentencia en lo relativo a Blesa, ya que su procurador "no ha aportado poder de los herederos para sostener el recurso", interpuesto en su momento por el exbanquero, y declara que "debido al tiempo transcurrido, el recurso debe tenerse por desistido y declararse desierto". Ello significa que, pese a que la responsabilidad penal quedó extinguida con el fallecimiento, la civil sigue vigente.

La Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional es la encargada de ejecutar la sentencia de las 'black', para lo que esperará a que haya adquirido firmeza una vez que sea revisada por el alto tribunal para el resto de condenados, cuyas impugnaciones siguen adelante. La Audiencia deberá comprobar los importes aportados por todos los condenados para cubrir la responsabilidad civil impuesta y así determinar la cantidad que le correspondería del total al expresidente.

Blesa, al igual que había hecho la inmensa mayoría de exconsejeros de la entidad, procedió a retornar el dinero que había gastado con las polémicas tarjetas, 436.688 euros en su caso. Él lo hizo la víspera de que comenzara la vista oral, en septiembre del año pasado. En el caso de que lo consignado no cubra toda la responsabilidad civil impuesta, se procedería a la venta de los bienes del banquero que estaban ya embargados y, si aún así no fuera suficiente, corresponderá a sus herederos hacer frente a la cantidad pendiente.

Pendientes del Supremo

La sentencia de las 'black' respecto a Blesa adquirió firmeza al no haber continuado sus herederos con el recurso de casación que él interpuso, pero aún siguen pendientes de resolución los presentados por el resto de condenados. El Tribunal Supremo aún no ha fijado siquiera fecha para proceder a las deliberaciones para revisar esa resolución.

El 23 de febrero pasado, la Audiencia Nacional condenó a penas de entre tres meses y seis años de prisión a los 65 acusados del caso de las tarjetas 'black' de Caja Madrid y Bankia, por un delito continuado de apropiación indebida entre el 2003 y  el 2012. Gastaron 12,5 millones, y les reclamó que lo devolvieran con intereses.

En esa sentencia, en la que Blesa fue condenado a seis años de prisión y su sucesor al frente de la entidad, Rodrigo Rato, a cuatro años y medio, se declaraba responsable al primero de la parte que gastó con la tarjeta y por los consejeros que estaban a su cargo, lo que da lugar a la cifra de 9,3 millones de euros. De esa cantidad deberá detraerse la parte que corresponde a los consejeros y que estos, como hizo él al inicio de la vista oral, hayan abonado. 

Cuando la sentencia sea firme, se sumará lo que los consejeros de Blesa han aportado o se les ha embargado, y lo que no se cubra será completado con los bienes del expresidente. En el caso de que aún así no fuera suficiente, sus herederos deberían asumir la parte resultante.

La defensa de Blesa trató de lograr que, tras su fallecimiento, además de declararse extinguida la responsabilidad penal, también se declarara la civil, pero no ha tenido éxito. Ahora será la Audiencia la encargada de ejecutar la sentencia.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.