Ir a contenido

POLÍTICA MONETARIA

Draghi culpa a los bajos sueldos de la débil inflación

"La evolución de los salarios nominales no está a la altura de la recuperación económica" se queja el presidente del BCE

La autoridad monetaria cree que el problema es "transitorio" aunque aún falta tiempo

Rosa María Sánchez

El presidente del BCE, Mario Draghi.

El presidente del BCE, Mario Draghi. / Yves Herman / Reuters

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, considera que si los precios no están subiendo en la zona euro lo necesario para mantener la estabilidad económica y financiera (en el entorno del 2%) es porque los sueldos no están repuntando como correspondería en una situación de recuperación económica como la que está disfrutando la Unión Europea. 

"Los salarios no están a la altura de la recuperación", ha admitido el presidente del BCE este lunes en la Comisión de Economía del Parlamento Europeo. "Hay que tener confianza en que en algún momento los salarios nominales empiecen a despegar", ya que -según ha explicado- esa es la consecuencia lógica de la recuperación que está alentando el BCE con su política monetaria de bajos tipos de interés. Draghi ha recomendado "paciencia", si bien se ha mostrado convencido de que "va a haber una respuesta de los salarios nominales" al alza.

Seguridad y calidad del empleo

Las razones del letargo de los salarios europeos son diversas. "En la negociación colectiva se está dando prioridad a la seguridad en el empleo por encima de la subida de los salarios", ha admitido el presidente del BCE. "Esto es algo serio, pero transitorio", ha respondido a los parlamentarios que se han interesado por esta cuestión. Draghi ha admitido que "tras un largo periodo de inflación muy baja e, incluso, riesgo de deflación", los agentes sociales "han internalizado" este clima y eso "se está llevando a la negociación colectiva". "La (baja) calidad del empleo es otra razón por la que los salarios no están reaccionando".

"Nuestro objetivo es tener un sistema pleno de garantía de depósitos en la zona euro"

Este diagnóstico le ha llevado a Draghi a expresar firmeza en la orientación de política monetaria del BCE con tipos de interés en mínimos históricos, que tantas críticas suscita en países como la ahorradora Alemania. "Si pensáramos que (los bajos salarios) se deben a la globalización o a las nuevas tecnologías no tendríamos nada que hacer", ha dicho. Sin embargo, si se considera que los bajos sueldos son solo el último lastre que hay que tirar por la borda de la salida de la crisis, sí tiene sentido -según Draghi- seguir echando leña al motor del barco de la recuperación, "hasta que los salarios reaccionen".

Garantía de depósitos

Durante su comparecencia en el Parlamento Europeo, el presidente del BCE se ha mostrado a favor de construir "un sistema pleno de garantía de depósitos" en la zona euro. Para ello ha abogado por que todas las administraciones implicadas definan "los plazos y los pasos que hay que dar" para así poder evaluar su cumplimiento. Lo contrario, en su opinión, sería dar rodeos y perder el tiempo.

En contra de quienes defienden que los países no pueden lanzarse a compartir riesgos bancarios a través de un sistema de garantía de depósitos europeo sin antes haber reducido la morosidad de forma significativa, Draghi ha propugnado avanzar a la vez en ambos objetivos. "Reducir y compartir riesgos han de ir de la mano". Lo verdaderamente importante -ha dicho- "es que exista una acuerdo firme sobre el objetivo final" y para eso es fundamental diseñar "una hoja de ruta evaluable".

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.