Ir a contenido

ENCUENTRO EN IESE

Fábricas en transición

La robótica y la digitalización aumentarán la productividad pero amenazan un 30% de empleos

Los robots del futuro trabajarán codo con codo con los operarios

Antoni Fuentes

Trabajos robotizados de soldadura en la fábrica de Seat en Martorell. 

Trabajos robotizados de soldadura en la fábrica de Seat en Martorell. 

Los apóstoles de la industria han anunciado un milagro en las fábricas. La productividad puede crecer hasta un 30% en los próximos años gracias a la incorporación de más robots en las fábricas y a la digitalización de los procesos productivos. Los fabricantes se han marcado ambiciosos objetivos como, por ejemplo, reducir el plazo de entrega de un coche a un cliente de tres meses a 14 días en el caso de Seat.

Pero el milagro lleva asociada una cara preocupante que consiste en el riesgo de desaparición de miles de empleos de operarios, hasta un 30%, que pueden ser sustituidos por una nueva generación de robots o por la digitalización de procesos productivos o de gestión. El peligro que puede suponer la transición hacia la nueva revolución industrial, conocida como industria 4.0, llega cuando los réditos de la anterior fase de automatización están a la baja desde hace años con la tendencia a la disminución de la mano de obra manufacturera.

Nuevos empleos

La industria 3.0 ha permitido la generación de 500 millones de puestos de trabajo en todo el mundo después de un crecimiento del 84% desde los años 70, según las cifras aportadas por el vicepresidente de producción de Seat, Andreas Tostmann, en el encuentro del automóvil en la escuela de negocios IESE de Barcelona. Pero la nueva tendencia en el futuro es una reducción de empleos de operarios que puede llegar a un 30% y la necesidad de más empleados de alta cualificación más ligados a al desarrollo y planificación de sistemas digitales o de automatización. 

"El mercado de robótica está creciendo muy rápido, en China se está doblando", ha asegurado Stefan Lampa, consejero delegado del fabricante de robots Kuka. "El sector de automoción fue pionero en la automatización -añade- pero todavía se ven trabajos peligrosos que hacen los trabajadores". Su previsión es que el empleo manufacturero acelere su caída, lo que habrá que vigilar. 

Robots y operarios, juntos

Las próximas generaciones de robots serán más seguros, sensibles y flexibles, lo que permitirá que trabajen codo con codo con operarios humanos. Para Alan Johnson, consejero director general de Nissan Motor Ibérica, los robots colaborativos tienen un papel fundamental en la estrategia de digitalización en las fábricas de la multinacional, incluida la de la Zona Franca. La última fase de la revolución de la robótica permitirá a los ingenios electrónicos y mecánicos aprender y adaptarse.

Pero, ¿qué ventajas aporta la digitalización y la robotización? Seat ha calculado que la digitalización permitirá una mejora de la productividad en la fábrica de Martorell de un 10%, a la que se suma un aumento del 20% por la incorporación de una nueva estrategia de producción modular que lleva aparejada un alto grado de robotización. Entre los frutos concretos se encuentra una drástica reducción del tiempo que tiene que esperar un cliente entre la fecha de su pedido y la entrega del coche, que Seat espera que pase de tres meses a 14 días gracias a la plena conexión entre el punto de venta y la fábrica.

Es un ejemplo de lo que Marc Sachon , uno de los coordinadores del encuentro de IESE, llama como "industria rápida", una adaptación de la moda rápida que practican grandes cadenas textiles como Zara a un entorno industrial más complejo. Tal como ha recordado Tostmann, en un coche intervienen unas 1.300 piezas que las marcas compran a cientos de proveedores.

0 Comentarios
cargando