Ir a contenido

PREVISIONES DE OTOÑO

La Eurozona crece a su nivel más alto en una década

La Comisión Europea eleva la previsión para este año al 2,2% e insiste en la importancia de las reformas

Silvia Martinez

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici.

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici. / OLIVIER HOSLET (EFE)

La economía europea se acelera a un ritmo que no se veía desde hace tiempo y la ola expansiva alcanza ya a todos los Estados miembros. El crecimiento del PIB será este año del 2,3% en el conjunto de la UE y del 2,2% en la Eurozona, la tasa más elevada de la última década y medio punto por encima de lo vaticinado en primavera, según las nuevas previsiones de otoño de la Comisión Europea. Aunque la actividad se moderará en 2018, seguirá siendo fuerte gracias a la reducción de las incertidumbres políticas en Europa, a la creación de empleo y a una demanda mundial fuerte, que tirarán del PIB.

La Eurozona ha vuelto a crecer en el último lustro pero de forma moderada y sus efectos “no eran ni perceptibles ni tangibles”. Ahora, “hemos pasado a una velocidad superior”, ha asegurado el comisario de asuntos económicos, Pierre Moscovici, que ve noticias positivas en todos los frentes. “Europa espera una tasa de empleo históricamente elevada lo que reducirá el paro a su nivel más bajo desde principios de 2009. Las inversiones aumentan con mayor fortaleza y los déficits públicos han caído a niveles precrisis”.

De hecho, España será este año el único que registrará un desvío “muy ligeramente superior al 3%” y todos los países de la Eurozona estarán por debajo del umbral en 2018 “lo que significa en la práctica que los países que todavía están bajo el procedimiento de déficit excesivo podrán salir”. Claramente, señala Bruselas, la economía está en su mejor momento de forma gracias al tirón del consumo privado, la creación de empleo, el retroceso del paro y el repunte de las inversiones si bien la inflación reducirá este año ligeramente el poder adquisitivo de los hogares y la deuda pública en el flanco sur de Europa -Grecia, España, Francia, Italia, Chipre y Portugal- seguirá siendo elevada.

Riesgos externos y el brexit

Un horizonte que no está exento de riesgos en forma de tensiones geopolíticas (Corea del norte), por el posible deterioro de las condiciones financieras a escala mundial, el impacto de un potencial repliegue de Estados Unidos o la fragilidad financiera de China debido a la creciente deuda de sus empresas. En casa, los temores se centran en las repercusiones de la apreciación del euro o el brexit.

Moscovici ha alertado también de que los niveles salariales no han aumentado lo suficiente y fiel a su costumbre ha insistido en que las reformas siguen siendo necesarias para conseguir una Eurozona más resistente. “Las próximas semanas serán decisivas. La Comisión Europea hará propuestas. Hay una ventana de oportunidad, un momento histórico que debemos aprovechar”.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.