Ir a contenido

CANTERA DE DIRECTIVOS

Eada se renueva a los 60 años

La escuela de negocios remodela su sede en Barcelona con una inversión de ocho millones

Unos 120.000 alumnos se han formado en el centro desde su fundación

Antoni Fuentes

Aspecto de las nuevas instalaciones de Eada en Barcelona.

Aspecto de las nuevas instalaciones de Eada en Barcelona. / periodico

En el lugar donde hace 60 años se exhibían las neveras de la marca Corberó y estaban las oficinas de la marca, ahora se encuentra el ágora y la biblioteca de la sede en proceso de reforma de la escuela de negocios Eada. En la calle de Aragó junto a Muntaner, en pleno Eixample de Barcelona, y recubierto por andamios hay un edificio con mucha historia y que ahora mira de nuevo al futuro. Las obras de remodelación del inmueble, que supondrán una inversión de unos ocho millones de euros, permiten vislumbrar ya cómo será el viejo edificio de Corberó en el que se instaló Eada en 1967.

"Hace ocho años nos planteamos un posible cambio de ubicación pero nos decidimos por seguir aquí y reformar el edificio", asegura Miquel Espinosa, director general de Eada. "El edificio no fue diseñado para ser centro de formación y Eada lo fue ocupando progresivamente. Las encuestas con los alumnos decían que era necesaria una reforma pero pedían que no nos fuéramos del centro de Barcelona", indica Espinosa, que destaca el gran valor que tiene el campus urbano para la comunidad de estudiantes y profesores.

Los ocho millones de inversión necesaria para remodelar los 4.000 metros cuadrados de la sede de Eada serán financiados a través de un crédito hipotecario y de los recursos propios generados por la escuela de negocios, que ascienden a unos 1,5 millones de euros anuales, así como por el propietario del inmueble, el grupo Núñez y Navarro, que aporta alrededor de un 25% o 30% del importe total.

Efecto del conflicto político

Está previsto que las obras acaben el año que viene después de dos años y medio de trabajos que el arquitecto Humbert Costas califica de "milagro" por el mal estado en que se encontraba el edificio y por la dificultad de compatibilizar la reforma con las clases. Eada iniciará la nueva etapa después de cumplir 60 años de su fundación con el edificio completamente reformado. Por las aulas de Barcelona pasan cada día casi 1.000 alumnos. Desde que Arturo Alsina e Irene Vázquez pusieron en marcha Eada en 1957, unos 120.000 alumnos se han formado para trabajar como directivos en empresas. La mayor parte de ellos son de los últimos 20 años, cuando Eada empezó su internacionalización, que ahora supone ya el 60% de sus ingresos. La escuela se mantiene en el 'top 50' de los mejores centros del mundo para formar a ejecutivos. 

El reestreno de sede ha pillado a Eada en pleno conflicto político en Catalunya, un hecho que ha causado "un freno en las matrículas el pasado octubre que parece que está mejorando", según ha explicado el director general de la escuela. 

0 Comentarios
cargando