29 oct 2020

Ir a contenido

un sector en desarrollo

Las inmobiliarias tecnológicas han creado ya más de 4.000 empleos en España

Más del 46% de las firmas 'proptech' del sector del ladrillo se han creado entre el 2012 y el 2016

Max Jiménez Botías

Una agencia inmobiliaria de Barcelona.

Una agencia inmobiliaria de Barcelona. / FERRAN NADEU

Las nuevas empresas relacionadas con las tecnologías aplicadas al sector inmobiliario han conseguido ya crear un núcleo sectorial que da empleo a más de 4.000 personas en España. No es poca cosa, si se considera que todas esas iniciativas empresariales han irrumpido en el panorama económico del país en menos de cuatro año. 79 compañías constituidas entre el 2013 y el 2017. Más de 100, creadas desde el 2010 en una actividad que para mucha personas aún pasa desapercibida, pero que ya es una realidad indiscutible.

Las 'start ups' que se han creado en España el 2017 han generado un volumen de inversión de 35 millones de euros, sumando las del 2016, la cifra alcanza ya las 83 millones de eruos. "Pero solo estamos hablando del capital que han levantado estas compañías en desarrollo, no se incluyen las inversiones que hayan podido realizar", afirma Nacho Martínez-Avial, de Aguirre Newman, la consultora inmobiliaria que en mayor medida ha analizado el fenómeno de las 'PorpTech'.

El importe total de la inversión en este tipo de empresas no ha dejado de crecer en los últimos cinco años, hasta el punto de generar un volumen de actividad que ha acabado por crear un amplio subsector dentro de una industria que  se caracterizaba por una escasa capacidad de innovación. Entre los años 2012 y 2016 la inversión internacional en esta actividad alcanzó los 5.600 millones de euros. Y en el 2017, las firmas superarán de largo las cifras registradas en el 2016 (2.365 millones), según pone de manifiesto el informe Finnovating que elabora esa firma junto a la consultora Aguirre Newman.

La inversión en PropTech, como los acuerdos de financiación, no han hecho más que crecer durante el último lustro, y han duplicado su valor prácticamente de una año para otro. Estados Unidos (49%) es, de largo, el principal origen de estas inversiones, seguido de China (26%), y muy de lejos por otros países entre los que destacan India, Reino Unido o Canadá. Las 'PropTechs' invierten, de media, un 43% de su facturación anual en el desarrollo de tecnologías. Las empresas clásicas del sector, tan solo un 5,5%. 

Mapa actualizado

El mapa 'PropTech' de las empresas españolas es sin duda uno de los más más actualizados en todo el mundo: suma ya 146 empresas. Además, el sector se consolida como uno de los más activos para los inversores: de las 20 ventas millonarias más relevantes de 'start ups' en España de los últimos 15 años, cuatro son empresas de este sector, destaca Idealista (150 millones de euros).

El perfil típico de estas compañías es el de una 'start up' fundada entre los años 2010 y 2017, con una plantilla de entre uno y 10 empleados, con sede en Madrid o Barcelona, y que ofrece servicios para usos residenciales. El ecosistema  ha crecido de forma continua durante las últimas dos décadas, pero este crecimiento ha sido más intenso desde el año 2014: el 46% de las empresas que componen el mapa han sido fundadas entre los años 2014 y 2017 (en lo que va de año se han creado 12 'start ups'), mientras solamente el 30% han sido creadas entre el año 2000 al 2009. 

En cuanto al equipo de personas que trabaja en estas empresas, suele ser de entre 1% y 10% miembros fundadores. Solamente un 15% de las empresas tienen más de 50 empleados. Otro dato destacable es que las plantillas no son excesivamente diversificadas: de media, el 24% de los trabajadores de las PropTech son mujeres.