Ir a contenido

SOSTENIBILIDAD

Bruselas teme un frenazo en el crecimiento del coche eléctrico

Arias Cañete critica la poca ambición de los estados en la implantación de puntos de recarga

Agustí Sala

Jornada sobre eficiencia energética y energías renovables, con presencia del comisario europeo Miguel Arias Cañete.

Jornada sobre eficiencia energética y energías renovables, con presencia del comisario europeo Miguel Arias Cañete. / JULIO CARBÓ

Preocupación. La Comisión Europea teme que se produzca un frenazo en el avance experimentado por la "electromovilidad" y el coche eléctrico debido a la escasa ambición de los estados miembros de la UE en la implantación de puntos de recarga.

El comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, ha recordado la directiva comunitaria que fomenta la construcción de puntos de recarga en los edificios privados y la poca ambición de los estados en su implantación.

Durante una jornada sobre eficiencia energética y energías renovables organizado por la Fundación Gas Natural en Barcelona, ha explicado que "la venta de coches eléctricos está parada porque hay pocos puntos de recargas y la inversión en estos es baja porque hay pocos vehículos eléctricos".

Planes de crecimiento

El comisario europeo ha emplazado a romper este círculo vicioso y ha dicho que "la directiva es el único instrumento que se tiene para fomentar los vehículos eléctricos". Esta norma propone que en los edificios nuevos o renovados con un mínimo de 10 plazas de aparcamiento haya infraestructura para estos puntos de recarga. A su vez ha asegurado que la Comisión Europea se pregunta por qué no se avanza en este terreno cuando todos los países tienen planes de crecimiento del parque de los vehículos eléctricos.

"No lo entendemos. Creemos que la normativa que existe es muy positiva. Si los legisladores mantienen niveles tan bajos de ambición tenemos un serio riesgo de frenar la electromovilidad", ha subrayado.

Arias Cañete se ha mostrado crítico en general con el papel que están desempeñando los gobiernos de los países europeos, ya que se muestran "más conservadores y prudentes" que el Parlamento europeo.

El comisario europeo ha defendido las medidas del "paquete de invierno" y se ha mostrado convencido de que la innovación tecnológica hará posible un ahorro de 2.900 millones de euros al año en el período 2021-2030 sobre la base de las energías renovables.

En la misma jornada también han participado el secretario de Estado de Energía, Daniel Navia; y el secretario de Empresa i Competitivitat de la Generalitat, Joan Aregio.

Participantes en la protesta. / JULIO CARBÓ

Al inicio del acto, un grupo de cinco personas que se han quitado las chaquetas y han mostrado unas camisetas rojas han interrumpido el discurso del consejero delegado de Gas Natural, Rafael Villaseca, y han criticado la política de pobreza energética de la compañía. Mientras eran desalojados sin más incidentes proferían la proclama: "Ni sed, ni fred, ni foscor"  ("Ni sed, ni frío ni oscuridad").    

0 Comentarios
cargando