Ir a contenido

pulso secesionista

Aecoc advierte del parón de las inversiones por la crisis catalana

El comercio y la industria alertan ante un bajón de hasta el 40% del turismo

Nacho Herrero

El presidente de Aecoc, Javier Campo. 

El presidente de Aecoc, Javier Campo. 

"Los posibles riesgos de la economía española, desde el 'brexit' a una posible apreciación del euro, palidecen al lado de lo de Catalunya". Así de tajante se ha mostrado este miércoles Javier Campos, presidente de Aecoc, la asociación que reúne a los más importantes fabricantes y distribuidores españoles. En la apertura del congreso que se celebra en Valencia, Campos ha señalado que la crisis territorial catalana va a tener "un impacto muy fuerte" en la economía de esta comunidad, especialmente en el turismo. Ha dado por bueno el dato de que "puede estar cayendo ya un 20% pero si seguimos así unos meses más podría llegar al 30% o 40%, y hay que recordar que el turismo es la primera empresa de Catalunya".

El directivo de Aecoc ha asegurado que las inversiones "se están parando y eso veremos que tiene impacto en el empleo dentro de dos o tres trimestres. Y eso tendrá también un impacto en el consumo". En declaraciones a los periodistas, Campos ha confirmado que conoce inversiones concretas "que se han parado o retrasado y esperemos que eso se resuelva cuanto antes porque eso es un problema para Catalunya y España". De hecho, ha resaltado que más allá de los efectos negativos que hayan podido tener estos días turbulentos en el consumo, que no ha querido cuantificar, el problema será el impacto a medio y largo plazo. "Cuando se pierde la confianza se tarde mucho en restablecerla", ha advertido.

También ha augurado que, si la situación se prolonga, continuara la fuga de empresas "para tener seguridad jurídica" y ha adelantado que aunque Aecoc, que tiene su sede en Barcelona, no se ha planteado cambiarla lo podría hacer. "Si las cosas fueran mas lejos de lo que han ido, que ya es mucho, sí que nos lo tendríamos que plantear", ha deslizado.

Contra los boicots y la hacienda catalana

Campos ha explicado que en estos momentos "afortunadamente" no han detectado un boicot a los productos catalanes. "En otros momentos ha habido más sensación que hoy. Los boicots me parecen muy desafortunados porque los negocios no son ni locales ni autonómicos, hay que transmitirle a la gente que con eso no se arreglan las cosas. Somos muy contrarios", ha enfatizado. El dirigente de Aecoc también ha descartado que se pueda poner en marcha una Hacienda catalana propia en caso de que haya una declaración unilateral de independencia. "El riesgo de que las empresas empiecen a pagar a una Hacienda catalana es nulo porque nadie va a pagar dos veces y en la tesitura de a quién pagas la gente aplicará la legislación vigente", ha adelantado.

Reformas, corredor y reciclaje

En cualquier caso, Campos se ha mostrado seguro de que la situación "en algún momento se va arreglar", aunque ha admitido que no sabe "ni cuándo ni cómo" y que cuando eso suceda "veremos que los verdaderos problemas de la economía española siguen estando ahí". Por eso ha pedido reformar las pensiones, la sanidad y la educación para poder mantener el crecimiento de la economía española, que ha dicho que se ha basado en la mejora de la productividad, las exportaciones y el turismo. También ha hecho una clara defensa del corredor mediterráneo como dinamizador de esa economía y se ha mostrado contrario a rupturas del mercado interno como para él suponen el impuesto catalán a las bebidas azucaradas o el nuevo sistema de retorno de envases que estudia la Generalitat Valenciana y que de momento está parado.