Ir a contenido

automóvil

El Gobierno obliga a ampliar los controles de las ITV

La norma obligará a los centros a incorporar sistemas de diagnístico electrónco de los vehículos

El Periódico

Una estación de ITV.

Una estación de ITV. / ARCHIVO / MIGUEL LORENZO

El diéselgate continúa generando cambios en la legislación de control de automóviles. Este viernes, el Gobierno ha aprobado un real decreto que obligará, por primera vez, a los centros de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) a incorporar herramientas de diagnóstico electrónico de los automóviles que se conecten con los ordenadores de a bordo de los vehículos y a acreditarse según estándares internacionales.  

Una de las causas del escándalo del diéselgate fue la manipulación del 'software' de los centros de gestión interna de los vehículos, que lograban modificar el comportamiento normal del motor durante las inspecciones para lograr que se ajustasen a los límites de contaminación permitidos. La obligación de disponer de estas nuevas herramientas  se considera, según el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, como "un primer paso hacia la inspección de los sistemas de seguridad electrónicos y la mejora del control de emisiones". 

La norma fija los requisitos que deben satisfacer las estaciones ITV en cuanto a personal, formación, instalaciones, equipos y procedimientos de inspección para mejorar la seguridad vial y la protección del medio ambiente.

Por lo que respecta al usuario, la norma facilita la libre elección de estación ITV cuando el resultado sea desfavorable o negativo al dejar de ser obligatorio repetir la inspección en la misma estación en caso de que no hubiese superado la anterior. En cualquier caso, se mantiene es la fecha de la siguiente revisión, con independencia del momento en que se ha producido la anterior, con un plazo máximo de un mes.

Críticas de los vendedores

La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam) ha lamentado que la reforma aprobada este viernes no contemple una mayor liberalización del sector ni elimine las incompatibilidades para que concesionarios y talleres puedan pasar la inspección técnica del vehículo, según ha informado en un comunicado.

Para el presidente de la asociación, Lorenzo Vidal de la Peña, la entrada de nuevos operadores "hubiera supuesto dotar al sistema actual de ITV de precios más competitivos y mayor eficacia", ya que actualmente un 20% de los vehículos que circula por las vías públicas "elude esta obligación". Según ha destacado, los concesionarios y talleres llevan años manteniendo adecuadamente los vehículos, y ya contaban con los equipos de diagnóstico para conectar con los ordenadores de a bordo de los vehículos y controlaban el correcto funcionamiento de los sistemas de seguridad electrónicos y de control de emisiones, que ahora con el nuevo real decreto se exige a las ITV.

0 Comentarios
cargando