Ir a contenido

AGENCIA TRIBUTARIA

Los inspectores de Hacienda piden a Montoro un plan especial de control a políticos

La organización IHE presentará al ministro de Hacienda su propuesta para un Estatuto de la Agencia Tributaria

Los funcionarios demandan la creación de una policía fiscal y el pago a confidentes

Rosa María Sánchez

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda.

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda. / Angel Diaz / Efe

Los inspectores de Hacienda consideran que la lucha contra la corrupción debe figurar como una línea de actuación preferente en el Plan de Control Tributario (PCT) y por eso reclaman un plan especial de inspección de los representantes políticos y de partidos políticos, de carácter permanente y anual. Esta es una antigua idea de la asociación Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) que ahora ha sido incorporada a la nueva propuesta para un Estatuto de la Agencia Tributaria que la organización prevé entregar a los grupos parlamentarios y al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para impulsar su tramitación.

Las líneas básicas de esta propuesta de estatuto han sido presentadas este jueves en Sevilla por el presidente de la organización Inspectores de Hacienda del Estado, José Luis Groba, en la sesión de apertura de su 27º congreso anual que IHE celebra en la ciudad andaluza, en cuya apertura ha participado el secretario de Estado de Hacienda, Enrique Fernández Moya.

Contactos políticos

La elaboración de un estatuto para la Agencia Tributaria es una vieja aspiración del colectivo de inspectores para armar la independencia política de la organización y mejorar sus niveles de eficacia. El compromiso de elaborar este estatuto ha sido asumido por el Parlamento español en diferentes ocasiones y es una constante en los programas electorales de los principales partidos políticos sin que hasta ahora haya habido ningún fruto al respecto. Con esta nueva propuesta -que actualiza otra previa, formulada en el 2014- la asociación IHE pretende dar un nuevo impulso a esta aspiración.

El objetivo, según Groba, es que en el 2018 el Parlamento incorpore en alguna disposición legal el mandato al Gobierno para aprobar un estatuto de la AEAT en el plazo que se estime oportuno. En conversaciones previas la asociación de inspectores ha apreciado coincidencia en los representantes parlamentarios de PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos para impulsar una iniciativa de este tipo, sin entrar aun en contenidos concretos, según ha explicado Groba en un encuentro con periodistas en Sevilla.

Independencia política

Para garantizar la independencia política de la Agencia Tributaria, los inspectores plantean que el secretario de Estado de Hacienda deje de ser el presidente del organismo y que el director general sea nombrado por el Parlamento, por mayoría cualificada, para un mandato de cinco años, renovable por otros cinco, y con unas causas de destitución tasadas y reguladas en la ley. En la actualidad corresponde al ministro de Hacienda designar al director de la Agencia Tributaria, circunstancia que, a menudo, se utiliza en el debate político para cuestionar la independencia del órgano de control fiscal del Estado. El actual director de la Agencia Tributaria es Santiago Menéndez.

En su documento, los inspectores plantean la creación de una Oficina Nacional Antifraude (Onaf) donde se integrarían funcionarios de la Inspección de Hacienda, del Ministerio Fiscal y de una policía fiscal creada al efecto.  

Este órgano de la Agencia Tributaria actuaría, además, como órgano especializado para la colaboración permanente con el Poder Judicial.

Los inspectores también plantean regular nuevas facultades para los órganos de control tributario que, entre otras cuestiones, permitan poder realizar actuaciones de obtención de información actuando de incógnito, así como el pago a confidentes para denuncia de delitos. También se plantea una nueva regulación de la denuncia pública que permita que el informante sea compensado con un determinado porcentaje sobre la recaudación líquida que se obtenga a partir de los datos aportados.

Participación de las autonomías en las decisiones de control 

La nueva propuesta de Estatuto de la AEAT que han confeccionado los inspectores incorpora la idea de convertir el Departamento de Recaudación de la Agencia Tributaria en un órgano único para todas las administraciones públicas de carácter estatal, autonómico y local con el fin de lograr una mayor eficacia.

En contrapartida, estas administraciones tendrían presencia en el Consejo de Gobierno de la Agencia para participar en el diseño de sus objetivos y en los planes de control tributario.

Además, para garantizar la autonomía financiera de la AEAT, los inspectores proponen reforzar sus ingresos. La financiación de la AEAT se nutre, sobre todo, de su participación en un 5% de los recursos que obtiene por actos de liquidación. Sin embargo, según los inspectores nunca se completa este límite con lo que la Agencia deja de percibir unos 127 millones cada año que, según los cálculos de la asociación, habrían servido para un incremento sostenible de personal de entre 1.700 y 4.900 funcionarios, dependiendo de sus cualificación.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.