PLENO EXTRAORDINARIO

Ahora Madrid aprueba el PEF de 2017-2018 con la abstención de toda la oposición

Los tres grupos apelaron a la responsabilidad por temor a una multa

Este lunes era el último día de plazo que tenía el Ayuntamiento para presentar el plan a Hacienda

Ahora Madrid aprueba el PEF para 2017-2018 en el pleno extraordinario.

Ahora Madrid aprueba el PEF para 2017-2018 en el pleno extraordinario. / AYUNTAMIENTO DE MADRID

6
Se lee en minutos
Servimedia

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobó este lunes la reformulación del Plan Económico Financiero (PEF) 2017-2018 presentada por el delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, con el voto a favor de Ahora Madrid y la abstención de PP, PSOE y Ciudadanos.

Los tres grupos apelaron a la responsabilidad para abstenerse ante un PEF que, aseguraron todos, no les gusta, pero que han debido dejarlo aprobar para que el Ministerio de Hacienda y Función Pública no aplique una multa al Ayuntamiento por ser el único de los que incurrió en exceso de gasto en 2016 y no ha aprobado un plan de esta índole.

El pleno extraordinario se celebró este lunes a las 9.30 horas, tras aprobarse el PEF en una comisión una hora antes, por ser el último día de plazo que tenía el Ayuntamiento para presentar a Hacienda esta remodelación del plan económico, tercero que entrega tras dos rechazos del Ministerio.

Sánchez Mato comenzó su intervención mencionando "valiente pueblo gallego" en su lucha contra los incendios, de los que culpó tanto a los pirómanos como a la reducción "de manera sistemática" de los servicios de prevención por parte de los gobiernos autonómicos del PP, y a continuación defendió, como de costumbre, las cuentas del Ayuntamiento de Madrid, que cerraron 2016 con un superávit de 1.023 millones (0,75% del PIB), una deuda del 2,88% del PIB y un pago a proveedores de 19 días, muy por debajo de las cifras de los gobiernos de Ana Botella.

También reivindicó la compra de la sede de su Área, en la calle Alcalá 45, que supone un ahorro de 21 millones en alquileres, sólo que se verán en los dos próximos años y en cambio el gasto computó en 2016, por lo que el PP y sobre todo Ciudadanos se lo suelen echar en cara como uno de los motivos que motivaron el incumplimiento de la regla de gasto por haberse adquirido a finales de diciembre y no en enero.

Por último, reiteró sus quejas por los 101 millones que ha de gastar el Ayuntamiento por sentencias judiciales derivadas de políticas anteriores y por los 424 que, a su juicio, gasta la institución en competencias que deberían ser gestionadas o sufragadas por la Comunidad y el Estado.

Con todo, insistió en que él piensa que el Ayuntamiento cumplió la normativa de la regla de gasto, que no comparte, con los acuerdos de no disponibilidad por 238 millones luego compensados por más de 400 en suplementos de crédito y atribuyó el que Hacienda no lo admita a que "el PP intenta poner palos en la rueda" de la gestión de Ahora Madrid.

El portavoz de Ciudadanos en el Área, Miguel Ángel Redondo, comenzó advirtiendo de que tiene "serias dudas" de que el Ministerio vaya a aceptar este nuevo PEF, pese a que admitió que "ha mejorado sensiblemente respecto de los dos anteriores" ya rechazados, y a su juicio "pensados para no ser aprobados y conseguir eco mediático y rédito político".

127 millones de retenciones

Con todo, denunció que este tercer PEF contempla retenciones de crédito por valor de 127 millones pero no precisa cuáles y que pretende hacer pasar como ajuste del gasto partidas lo que no le va a dar tiempo a ejecutar, dentro de la "gran madeja que ha creado" con ahorros y compensaciones, con muchas horas perdidas por parte de los funcionarios del Área.

También criticó que no se haya negociado el PEF con los grupos municipales, cosa que cree que podría haber hecho personalmente la alcaldesa, Manuela Carmena, dejando a Sánchez Mato "al margen", pero al final anunció la abstención de Ciudadanos porque no puede votar a favor pero está "por y para los madrileños" y para evitar la sanción del Ministerio, y como "gesto de confianza" de que el Gobierno municipal "va a tomar las medidas oportunas" para evitarla.

Desde el PSOE, grupo que hasta ahora ha votado siempre a favor de los presupuestos municipales y de los sucesivos PEF, Érika Rodríguez Pinzón lamentó, como de costumbre, que el PP y Ciudadanos no hayan aprobado en el Congreso de los Diputados una interpretación más flexible de la regla de gasto para ayuntamientos con superávit como el de Madrid, pero esta vez extendió a Sánchez Mato la responsabilidad del conflicto con Hacienda por su "mala gestión" y su "falta de previsión".

"No estamos contentos con la forma en que ha actuado el Gobierno (municipal)", apuntó, y ya en referencia personal al delegado: "No estamos satisfechos con su actitud ni con el documento presentado". Le afeó haber llegado hasta el "último minuto" para presentar el PEF, el recorte de 127 millones en forma de retenciones de crédito, la venta de suelo municipal y la falta de negociación con los grupos, y sentenció: "No nos pida acompañarle en su batalla si nos va a llevar a multas, no nos pida lealtad cuando habla constantemente de PPSOE". Así, anunció que el PSOE se abstendría por primera vez en un PEF.

Con la abstención de PSOE y Cs, la aprobación del plan quedaba a expensas del PP, que si votaba en contra lo tumbaría. El portavoz popular de Economía y Hacienda, Íñigo Henríquez de Luna, se guardó para la réplica el sentido del voto de su grupo. Tildó de "desafortunado" que Sánchez Mato hubiera hecho referencia a los incendios de Galicia, dado que él es un "el bombero pirómano que ha incendiado las cuentas", y aseguró que si el PEF no salía adelante era "responsabilidad suya".

Le echó en cara la falta de precisiones técnicas, por ejemplo sobre los 127 millones; aseguró que este tercer PEF es iniciativa de Carmena, que "le ha intervenido la Consejería" para evitar que siga en su "batalla política contra Hacienda", y le acusó que "está dando cobertura al desafío catalán diciendo que hay que dialogar el cumplimiento de las normas", en este caso las económicas.

"Sanlazo fiscal"

En ese sentido, preguntó si dialogará con los madrileños el pago de sus impuestos o les obligará a hacerlo, puesto que, según su interpretación, el PEF se guarda la posibilidad de un último "sablazo fiscal" para cuadrar las cuentas.

En su réplica, el delegado aseguró que "el PEF cuenta con todo lo necesario para su aprobación", pues la Intervención Municipal le ha dado por bueno y siguió comparando las cifras del Ayuntamiento con las del Estado y la Comunidad de Madrid, gobernados por el PP con el apoyo tácito de Ciudadanos. Ésta última, aseguró, incumplió la regla de gasto en 670 millones, frente a los 233 del Consistorio, "y nadie le ha pedido un PEF".

Redondo criticó que Mato se comporte como el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con Catalunya, "esperando que las cosas se solucionen con el tiempo", y Henríquez de Luna matizó que el exceso de gasto de la Comunidad de Madrid es legal y el del Ayuntamiento no, lo que suscitó gesticulaciones en Sánchez Mato desde su escaño.

Noticias relacionadas

Mato incluyó en su intervención final otra referencia con connotaciones a la actualidad nacional cuando afeó al PP que "cuando gobierna una formación política que no es la suya, sacan los tanques a pasear", para que los ciudadanos no se den cuenta de que "hay una alternativa económica a sus políticas de austericidio".

Además, criticó al PSOE por haberse abstenido en una enmienda de Unidos Podemos a los presupuestos que pedía cambiar la interpretación de la regla de gasto, algo que habría hecho innecesario este tercer PEF y en lo que insistió en declaraciones a los periodistas al final del Pleno, en las que no obstante manifestó su "satisfacción" por la aprobación del plan, pese a que sólo la "interpretación torticera" de la regla de gasto por parte del PP y su "hostilida" le hayan obligado a reformularlo.