Ir a contenido

operación internacional

Atlantia no necesita autorización del Gobierno en la opa de Abertis

La compañía solo requiere la autorización de la CNMV

Francisco Reynés, vicepresidente y consejero delegado de Abertis.

Francisco Reynés, vicepresidente y consejero delegado de Abertis. / JUAN MANUEL PRATS

Atlantia considera que "no es necesaria autorización en España" para la toma de control de Abertis y, por lo tanto, no ha comunicado la oferta pública de adquisición a ninguna autoridad española distinta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que ya ha aprobado la operación. El regulador bursátil coincide con Atlantia en que no es necesaria ninguna autorización complementaria, por lo que ha dado su aprobación a la operación. 

En el folleto de la opa sobre Abertis, la italiana apunta su "voluntad de atender a los intereses estratégicos del Reino de España en relación tanto a la gestión y explotación de las concesiones administrativas de construcción, conservación y explotación de autopistas" como a la "gestión y eventual destino de la participación de Abertis en Hispasat". La posición de Atlantia se asienta en el marco legal que en concreto en el artículo 26.2 del Real Decreto 1066/2007, de 27 de julio, sobre el régimen de las ofertas públicas de adquisición de valores.

En ese sentido, "a juicio de Atlantia no es necesaria autorización en España en relación con la toma de control directa de Abertis e indirecta de su grupo de sociedades que puede derivarse de la liquidación de la opa". Atlantia también señala que Abertis no ha comunicado al mercado la existencia de ninguna restricción que limite o impida la toma de control de la compañía o requieran autorizaciones específicas a las autoridades españolas para la toma de control de Abertis.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, indicó en mayo que el Gobierno tiene que autorizar las posibles operaciones que afecten al cambio de propiedad en las concesiones de autopistas y en Hispasat. El folleto también reitera que Atlantia no tiene ninguna intención de formular una opa sobre la totalidad de Cellnex, de la que Abertis tiene un 34%, y que, en el supuesto de que prospere la opa, se planteará la venta de la participación en la compañía de telecomunicaciones que sea adecuada, con el fin de quedarse por debajo del 30%, el límite que marca la legislación de opas.

Atlantia quiere preservar la condición de Abertis como sociedad cotizada, mantener su política de dividendos y una estructura de gobierno y gestión autónoma de la empresa que preside Salvador Alemany. Además, quiere que el consejo de administración de Abertis sea "proporcional" a su participación en el capital social de la empresa española tras la ejecución de la oferta.

Temas: Abertis