Ir a contenido

PERSIANAS BAJADAS

La mayoría de las tiendas de Barcelona no abrirán el 1-O

El Corte Inglés, Inditex, Uniqlo y el pequeño y mediano comercio opta por no secundar el día de apertura voluntaria

Josep M. Berengueras

Consumidores de compras en festivo en el Portal de lÀngel de Barcelona el pasado mes de diciembre.

Consumidores de compras en festivo en el Portal de lÀngel de Barcelona el pasado mes de diciembre. / RICARD FADRIQUE

El domingo, 1 de octubre, es día de apertura voluntaria de los comercios de Barcelona: es una de las jornadas elegidas por el consistorio para que las tiendas puedan levantar la persiana. Sin embargo, en esta ocasión la mayoría del comercio no secundará la jornada: oficialmente, no sería un día donde las ventas compensen la apertura. En este caso, a diferencia de otras ocasiones, no será solo el pequeño comercio el que no abra: El Corte Inglés, Inditex y Uniqlo, entre otros, han decidido no levantar la persiana.

El comercio local lleva días avisando de que el 1 de octubre, con o sin referéndum, no sería una jornada en la que las ventas vayan a compensar levantar la persiana. Según fuentes del sector, la fecha no es idónea al no haber ningún puente ni feria importante, es decir, que la presencia de turistas no será masiva. Además, otro factor importante es que hay partido del FC Barcelona: juega a las 16:15 horas el domingo en el Camp Nou. A todo ello hay que sumarle la convocatoria de la Generalitat del referéndum, que desde el punto de vista comercial implica que la gente local no planifica ir de compras.

Cambio de día

Todos estos argumentos son los que esgrimió la patronal Retailcat, que representa 32.000 tiendas de toda Catalunya, para reclamar el pasado martes a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el cambio de la jornada por otro domingo. "Independientemente del referéndum, considerábamos que sería una mala jornada comercial. La gente no estará para consumir ese día", asegura a este diario Joan Carles Calbet, presidente de Retailcat. Una de las ideas propuestas era habilitar el 15 de octubre como domingo de apertura: más cercano a la Navidad, y también con el día festivo del 12 de octubre cerca.

Aunque en principio hubo buena aceptación de la propuesta por parte del equipo de gobierno local, los trámites para el cambio no son rápidos -requiere pasar por el pleno-, y no ha habido tiempo para trasladar la jornada. Es por ello que el domingo, pues, las tiendas de Barcelona pueden abrir entre las 12 y las 20 horas. Ante esta situación, el mensaje de la patronal ha sido claro: "Hemos consensuado como Retailcat recomendar a nuestros asociados que no abran porque no será un día comercialmente bueno, sino un día flojo", agrega.

Si el pequeño y mediano comercio ha optado por no abrir durante la jornada del domingo, tampoco levantarán la persiana otros grandes establecimientos del centro de Barcelona. No hay una recomendación de la patronal de las s grandes superficies, pero la mayoría de las grandes cadenas ha optado por unirse en este caso al pequeño comercio y no levantar la persiana.

Es el caso de El Corte Inglés, que ha decidido "no abrir en consonancia con la gran mayoría de pequeños y medianos comercios de la zona turística", apuntan fuentes del grupo de distribución. Fuentes del centro comercial Triangle de Barcelona (Fnac, etcétera), en la plaza de Catalunya, también han confirmado que el domingo no abrirán las tiendas "por cuestiones puramente comerciales". Tampoco lo hará la nueva tienda Uniqlo de paseo de Gràcia ni la tienda de Apple, situada en la misma avenida, han confirmado ambas empresas a este diario. Los establecimientos del grupo Inditex (Zara, Bershka, etcétera) tampoco abrirán, ha confirmado la empresa. La tienda de Media Markt de Fontanella, en principio, también ha decidido no abrir, lo mismo que H&M de paseo de Gràcia, mientras que fuentes de Mango aseguran que están "valorando" si abrirán o no.

La norma

Además de los 10 días festivos de apertura voluntaria que fija la Generalitat -dos de ellos los eligen los ayuntamientos- en la ley de comercio, el consistorio de Barcelona solicitó que, como municipio turístico, las tiendas pudiesen abrir también entre las 12.00 y las 20.00 horas los domingos 7, 14 y 21 de mayo, además del 1 y 8 de octubre. La normativa afecta a los barrios céntricos de la ciudad, en las zonas donde hay más turismo ('barrios de gran afluencia turística').

Sin embargo, que sean domingos de posible apertura no significa que todos los comercios abran. La estampa habitual es que en las zonas más céntricas sí que abren las tiendas, en especial las pertenecientes a grandes cadenas, mientras que en otros barrios el seguimiento es mucho más desigual.

Este año, de hecho, en los domingos de mayo de apertura voluntaria, ya fueron muchos los comercios que optaron por no abrir la persiana dado a que no compensa abrir (supone más gastos que ingresos). Y no fueron solo los pequeños y medianos, sino que por ejemplo el centro comercial de El Corte Inglés de Francesc Macià permaneció cerrado. 

Otras fuentes del sector también recuerdan que, en este caso, al haber una convocatoria de referéndum, puede haber trabajadores que soliciten permiso para ir a votar durante la jornada, lo que puede complicar aún más la operativa de las tiendas que decidan abrir la persiana.

0 Comentarios
cargando