Ir a contenido

SECTOR AÉREO

La IATA pide a la UE mayor regulación de los monopolios aeropuertarios

La asociación argumenta que la mayor competencia habría permitido a los pasajeros ahorrar unos 17 euros en cada billete

Europa Press / Madrid

Un avión despega del aeropuerto de El Prat.

Un avión despega del aeropuerto de El Prat. / JOSEP GARCIA

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) ha pedido a la Unión Europea que refuerce significativamente la regulación económica de los principales monopolios aeroportuarios europeos, centrándose en los intereses de los pasajeros.

"La aplicación de una mayor rentabilidad en los aeropuertos de Europa se traduciría en precios más baratos, estimularía los viajes y reforzaría la competitividad europea. A su vez, esto apoyaría los empleos y la economía crecería", han señalado desde la IATA en un comunicado.

Aumento en las tasas aeroportuarias

La asociación argumenta que es necesaria una regulación más estricta de las tasas aeroportuarias. IATA razona que si los cargos aeroportuarios hubieran permanecido constantes durante el período desde el 2006 hasta el 2016, los consumidores podrían haberse ahorrado 17 euros de media en cada viaje.

El estímulo de los precios de casi un 10% del precio medio de los billetes habría mejorado la competitividad de Europa y podría haber generado 50 millones de pasajeros adicionales. A su vez, habría desbloqueado 50.000 millones de euros en el PIB europeo y habrá creado 238.000 puestos de trabajo, según un estudio reciente de la IATA.

"La directiva europea sobre tarifas aeroportuarias ha fallado a los viajeros de Europa y a su propia competitividad al permitir que las tarifas aeroportuarias aumenten. La regulación es necesaria para evitar que los monopolios de los aeropuertos tomen el dinero de los bolsillos de los viajeros para recompensar a los inversores", señaló el director general de la IATA, Alexandre de Juniac.

"La meta debería ser la regulación económica de los monopolios aeroportuarios, las aerolíneas -los principales clientes de los aeropuertos- deberían ser cuidadosamente escuchadas, lo que garantizará una regulación eficaz que equilibrará ampliamente los intereses de los viajeros, los inversores, los ciudadanos y las economías", añadió Juniac.