Ir a contenido

MODELOS URBANOS

Así se paga con tarjeta en Barcelona y Madrid

Los vecinos de Gràcia comparten el mismo estilo de vida que los de Malasaña

Sant Antoni y Poble Sec son "zonas de moda para cenar e ir de copas"

Fiestas de Gràcia del 2016.

Fiestas de Gràcia del 2016.

Los turistas gastan menos en los museos de Barcelona que en Madrid, y los vecinos de Gràcia (Barcelona) comparten el mismo estilo de vida que los de Malasaña (Madrid); según los datos que arroja el proyecto Urban Discovery, elaborado por BBVA con ayuda del 'big data'.

Esta iniciativa es fruto del análisis de 413 millones de transacciones con tarjeta realizadas a lo largo de un año, con datos agregados y anónimos, según ha indicado la compañía en un comunicado. Así, la entidad ha indagado en la actividad comercial de las ciudades de Madrid, Barcelona y Ciudad de México y ahora ofrece los resultados como una visualización de datos en mapas interactivos desarrollados en colaboración con Carto.

El interés de estas etiquetas radica en que, además de clasificar todas las comunidades, "se han aplicado los mismos criterios a las tres ciudades incluidas en el estudio", de forma que "podemos encontrar zonas pares, con similares características" en Barcelona y Madrid, ha asegurado el responsable de Análisis Territoriales de BBVA & Analytics, Juan Murillo.

BCN y Madrid, por zonas

El estudio asegura que lugares como Sant Antoni y Poble Sec, en Barcelona, son "zonas de moda para cenar e ir de copas" y, en Madrid, el barrio de Lavapiés "vive una transformación hacia una actividad más cultural". Para llegar a esta conclusión, tras dividir la ciudad en celdas, el estudio ha analizado en cuáles de ellas se registran compras consecutivas de un mismo cliente en tres horas. Además se distinguen seis tipos de zonas: centro, barrio acomodado, barrio popular, centros de trabajo, nuevos desarrollos y áreas en las que predomina el consumo asociado a centros comerciales.

En el caso de Madrid, se aprecia una diferencia notable entre el centro, con una "marcada huella comercial" y la corona de la periferia, "donde se ubican las zonas más populares, con unos niveles de gasto menores". En Barcelona, "también se producen diferencias entre el centro y las zonas populares", pero éstas se emplazan hacia la montaña en barrios como Horta, el Carmel o Nou Barris.

Gràcia, el barrio con mayor movimiento un fin de semana.

Malasaña y Chueca son su equivalente en Madrid.

¿Cómo afrontar el turismo?

El análisis de BBVA Data & Analytics muestra también diferencias en la gestión del turismo: en Madrid "todas las zonas con atractivos culturales están conectadas", abarcando desde el entorno del Matadero hasta el corazón del distrito de Chamberí, "y poseen una gran cantidad de comercios en su entorno", al insertarse en zonas de alta densidad comercial.

No sucede lo mismo en los alrededores de determinados polos turísticos en la capital catalana, pues tanto Montjuïc como el entorno del Park Güell poseen grandes atractivos culturales, "pero están separados del centro de la ciudad por zonas que carecen de este carácter". 

La aplicación que permite consultar de forma más detallada el comportamiento de los consumidores a través de los pagos con sus targetas es la siguiente:

0 Comentarios
cargando