Ir a contenido

DISTRIBUCIÓN

Los supermercados más baratos

El gasto en alimentación varia en 909 euros al año en función del establecimiento que se elija

Catalunya es la comunidad más cara para hacer la compra y Barcelona, la segunda ciudad

El Periódico / Madrid

Una mujer haciendo la compra en Barcelona.

Una mujer haciendo la compra en Barcelona. / FERRAN NADEU

Un axioma económico clásico afirma que los precios se fijan según la oferta y la demanda. Pero no solo esos factores intervienen. Un mismo producto puede ser más caro o barato en función de otros elementos, como la marca del propio establecimiento que los comercializa. De hecho, hacer una misma cesta de la compra puede suponer al año una diferencia promedio de 909 euros según el comercio que se elija, lo que equivale al 19% del presupuesto para alimentación de una familia media y es 24 euros menos que en el 2016.

Así se desprende de la edición del 2017 del informe que la organización de consumidores OCU realiza cada año sobre los precios de los supermercados. Catalunya es la comunidad más cara para hacer la compra de España y Barcelona, la segunda ciudad tras Palma de Mallorca y por delante de Badalona-Santa Coloma. Sin embargo, la capital catalana es también la quinta gran población donde más se puede ahorrar en función de dónde se compre (1.269 euros).

El establecimiento más caro de la capital catalana es el Sorli-Discau de la calle Mare de Déu de Port (es la segunda cadena más cara de España tras los Sánchez Romero de Madrid), donde hacer la compra resulta un 42% más gravoso que en el supermercado más barato del país (uno de la cadena Dani en Granada, que sirve de referencia). El más barato es el Consum de Avinguda de Madrid (un 10% más caro que el andaluz). La OCU ofrece información más detallada de 1.137 establecimientos en las 63 ciudades analizadas.

Grandes diferencias

​El coste de la cesta de la compra que estudia la organización y que incluye 233 productos de alimentación y droguería es de 4.783 euros al año para un hogar de tres personas, lo que equivale a un 20% más que en el comercio más barato de España. También es apenas un 0,1% más que en el 2016, pero los productos frescos como frutas, verduras y pescado son los que más se han encarecido (un 23,9% los kiwis, un 20,6% los tomates o un 13% las peras).

La misma selección puede costar menos de 4.000 euros o superar los 6.000 euros en función de la ciudad. El ahorro posible según la población también varía enormemente: va desde los 266 euros de Segovia a los 3.013 euros de Madrid. En este último caso porque los citados Sánchez Romero son un 81% más caros que los Dani (los Sorli Discau se quedan de media en el 39%).

Diferencias en cadenas

De las grandes cadenas con presencia en todo el territorio, las más baratas son Alcampo (cesta de 4.211 euros al año, un 6% más cara que Dani, y la más barata en productos económicos y de marca blanca), Mercadona (4.361 euros, 10%, y la más barata en productos frescos) y Carrefour (4.469 euros, 12%, colíder en productos frescos). Entras las más caras figuran El Corte Inglés (5.124 euros, 29%), Supercor (5.051 euros, 27%) y Carrefour Express (4.955 euros, 25%). 

"Establecimientos muy conocidos, como Supersol, Lidl, Ahorramás, Dia Market o La Plaza de Dia, Eroski, Caprabo o Hipercor están en esta zona media: decantarse por una de estas cadenas en vez de elegir una de las más baratas supone pagar 300, 500 o 1.000 euros más al cabo del año", destaca la OCU.

Con las tiendas 'online' pasa algo parecido. "Alcampo es el más barato, mientras que El Corte Inglés, Hipercor o Condis se encuentran entre los más caros", señala la OCU. 

0 Comentarios
cargando