Ir a contenido

impulso a una marca

Lacoste toma el control de su red comercial en España

La firma francesa del cocodrilo adquiere el 100% de las acciones de Basi

 Presentación de la colección otoño invierno de Lacoste, en Nueva York.

 Presentación de la colección otoño invierno de Lacoste, en Nueva York. / AFP / SLAVEN VLASIC

Lacoste está dispuesta a potenciar su red comercial en España y tomar el control de su marca y distribución. Para ello, el fabricante de los polos del cocodrilo ha anunciado la compra del 100% de la sociedad Basi SA, su socio histórico en España y responsable de la distribución de sus productos desde el año 1962. La firma textil, una de las más copiadas del mundo, dispone de al menos 100 puntos de venta en España, entre boutiques, outlets, grandes almacenes y venta on line, que son propiedad de la firma de moda Basi, cuya plantilla asciende a 450 trabajadores. El importe de la venta de Basi no ha trascendido, pero fuentes del grupo catalán han explicado que el acuerdo implica que Núria Basi se mantendrá como presidenta de la sociedad Basi.

Fuentes de Lacoste afirmaron que la operación se enmarca en la estrategia de dotar a la multinacional de un mayor control sobre su imagen de marca y su política de precios. «Implica la toma de control de la mayoría de sus canales de distribución en todo el mundo», aseguran. Thierry Guibert, presidente de Lacoste Holding, agradeció la colaboración de Basi en los planes internacionales del grupo.

Los polos Lacoste están presentes en 120 países de todo el mundo, aportando el típico clasicismo deportivo creado por la marca en 1933. Pero el mercado de ropa casual premium está muy disputado en todo el mundo y los argumentos de venta y diferenciación son cada vez más complicados. Además, el grupo francés soporta los costes derivados de una plantilla de unos 10.000 trabajadores, un gigante complejo que factura 2.000 millones de euros anuales y que requiere tener la red de ventas bajo control para evitar la erosión de los márgenes.

El holding Basi no solo cuenta con la sociedad Basi distribuidora de la marca Lacoste que ahora se ha traspasado al fabricante. El grupo distribuye también las marcas Armand Basi, Nautica y Cole Haan en España y Portugal. Tras el acuerdo de venta, fuentes del grupo han explicado que se explorarán nuevos acuerdos con otras marcas de moda a nivel europeo. «Es una oportunidad de concentrar los recursos en  nuevas áreas de negocio», han explicado fuentes de la firma.

El grupo Basi, presidido por Nuria Basi, representante de la segunda generación de la familia fundadora, es el mayor distribuidor de moda de la península ibérica con sede en Badalona. Las ventas del grupo ascendieron a 82 millones de euros en el 2016, de los que alrededor de 70 millones de euros los aportó la sociedad Basi, que ahora dejará de formar parte del perímetro del grupo. La sociedad distribuidora de Lacoste prevé aumentar un 7% las ventas este año.

Temas: Moda Comercio