Ir a contenido

Las grandes empresas españolas preocupadas por el contexto político

Los presidentes de Telefónica, el Santander, BBVA, Criteria, Inditex y Mercadona se reunieron el 4 de septiembre para analizar la coyuntura económica y política

Olga Grau

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, en Madrid.

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, en Madrid. / EFE / FERNANDO VILLAR

Los presidentes de las seis mayores españolas se reunieron el pasado 4 de septiembre en la sede de Telefónica con dos temas relevantes encima de la mesa: el análisis de la evolución económica española tras detectar los primeros síntomas de ralentización el pasado verano y la situación política española. Ejerció de anfitrión del encuentro el presidente de Teléfonica José María Álvarez Pallete y asistieron como invitados  Ana Botín (Santander), Francisco González (BBVA), Isidre Fainé (Gas Natural y Criteria), Pablo Isla (Inditex) y Juan Roig (Mercadona), según han confirmado fuentes cercanas a estas compañías. Los seis grupos son grandes conglomerados que cotizan en el Ibex 35 y tienen proyección internacional, a excepción de Mercadona cuyo negocio está más centrado en España y no cotiza en el mercado.

Fuentes cercanas al encuentro de las seis grandes empresas reunidas a principios de este mes han argumentado que la reunión se ha convocado sin ánimo de crear un nuevo lobi y ante la particular situación que atraviesa España. Han destacado que la conversación se centró principalmente en la coyuntura económica española, los retos de las grandes empresas, y también se comentó el conflicto catalán aunque la reunión se produjo justo al regreso de las vacaciones de verano. Los empresarios dieron su opinión sobre los diferentes escenarios que se abrirá tras el 1-O y coincidieron en mostrarse preocupados.

El cónclave, que se reunió en la Ciudad de las Telecomunicaciones, sede central de Telefónica, sigue la estela del extinto Consejo Español para la Competitividad (CEC) que se creó en el 2011 cuando España estaba a punto de ser intervenida.

En ese momento, el Ibex 35 en pleno se volcó en formar un lobi que pudiera mostrar músculo a nivel internacional para demostrar a los mercados que España tenía potencia económica y empresas de primera línea ante los ataques de los especuladores y la escalada de la prima de riesgo española. El CEC estaba presidido por César Alierta y en él participaban empresas como El Corte Inglés, Repsol, Acciona, Mapfre o ACS. El CEC se disolvió porque sus integrantes consideraron que España estaba ya suficientemente representada por la Cámara de España y la CEOE y la economía española había salido de la crisis. 

PATRONALES/ Por su parte, la junta directiva de la patronal CEOE reclamó la pasada semana una salida política para Catalunya para que no afecte a la convivencia social y prosperidad económica. “La no resolución afectaría negativamente a todos los ámbitos”, advirtieron los empresarios. La CEOE expresó su “profunda preocupación” por la situación creada por la convocatoria del referéndum de autodeterminación en Catalunya y su posible impacto en la confianza empresarial e inversora en el país.

0 Comentarios
cargando