Ir a contenido

PREVISIONES ECONÓMICAS

El INE eleva el crecimiento del año pasado hasta el 3,3%

El aumento de una décima más se debe a la mayor aportación de la demanda externa y a una menor del consumo y la inversión

El Periódico / Barcelona

Contenedores en el puerto de Barcelona.

Contenedores en el puerto de Barcelona. / ÁLVARO MONGE

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha revisado al alza una décima el crecimiento de la economía española en el 2016hasta el 3,3%, respecto a su anterior cálculo de marzo, hasta  1.118.522 millones de euros. A su vez eleva en dos décimas el crecimiento del 2015, hasta el 3,4%, según la Contabilidad Nacional Anual publicada por el organismo.

La revisión del año pasado se debe a que se han producido algunas variaciones en la composición de dicho crecimiento respecto a las estimaciones de la Contabilidad Nacional Trimestral (CNTR) del pasado 2 de marzo, con una menor aportación de la demanda nacional (2,5%, frente a 2,8%) y una mayor aportación de la demanda externa (0,7%, frente a 0,5%).

De esta forma, el INE confirma que el crecimiento del año pasado fue ligeramente superior al 3,2% adelantado por el organismo en marzo, pero una décima inferior al del año 2015 (+3,4%), cuando el PIB registró el mayor incremento desde el año 2007 (+3,8%).

El 2014, se mantiene

Como consecuencia de la actualización de la serie contable, el crecimiento en volumen el PIB en el año de referencia 2014 se mantiene en el 1,4%, mientras que el correspondiente al 2015 se revisa al alza en dos décimas, hasta el 3,4%. Así, es el tercer año consecutivo en el que aumenta el PIB nacional.

El crecimiento del 3,3% logrado el año pasado supone además una décima más que la previsión que había realizado el Banco de España y de lo estimado oficialmente por el Gobierno en el cuadro macroeconómico.

Menor demanda nacional

Por lo que se refiere a la demanda nacional en el 2016, el INE ha revisado a la baja tanto el crecimiento interanual en volumen del gasto en consumo final (del 2,6% al 2,5%) como el de la inversión (del 3,8% al 3,1%). Así, la demanda nacional creció un 2,6% en 2016, frente al 2,9% de 2015.

La actualización de la variación en volumen del gasto en consumo final se debe a la revisión a la baja del crecimiento en volumen del gasto en consumo final de los hogares e Instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares (ISFLSH), que pasa del 3,2% al 3%.

Por su parte, la estimación del crecimiento del gasto en consumo final de las administraciones públicas permanece prácticamente inalterada, en un 0,8%.

En lo que respecta a la demanda externa, el crecimiento en volumen de las exportaciones respecto al año 2015 se estima en el 4,8%, frente al 4,4% publicado en marzo, mientras que el de las importaciones se cifra en un 2,7% frente al 3,3% previo.

A precios corrientes, la tasa de variación interanual del PIB de 2016 fue del 3,6%, prácticamente igual a la estimada en marzo. Con ello, el valor del PIB a precios corrientes para ese año se sitúa en 1.118.522 millones de euros.

Empleo al alza

El deflactor implícito del PIB se estima en un 0,3%, lo que prácticamente coincide con el valor proporcionado por el cálculo anterior. El empleo en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo se cifra en 17,4 millones, lo que supone un incremento del 3% respecto al año anterior.

En el cálculo de marzo, el INE estimaba, en tasa interanual, que el empleo había registrado un avance del 2,7%, con una creación neta aproximada de 463.000 empleos equivalentes a tiempo completo en un año, por lo que finalmente ha elevado en tres décimas su estimación.

Además, la remuneración de los asalariados se elevó un 2,9% el ejercicio pasado, hasta los 532.852 millones de euros.

Finalmente, de la nueva estimación de los flujos de renta con el Resto del Mundo se obtiene que la Renta Nacional Bruta de España asciende a 1.118.268 millones de euros en 2016.