El nuevo perfil de los autónomos: más mujeres

En una década ha aumentado la edad de los trabajadores por cuenta propia

1
Se lee en minutos
Mercedes Jansa / Madrid

En los últimos 10 años la composición del colectivo de autónomos ha cambiado, entre otras razones, por exigencias de la crisis. En esta década muchos tuvieron que cerrar, traspasar o vender sus negocios y aprovecharon para retirarse; otros fueron despedidos como asalariados y buscaron una nueva oportunidad en el trabajo por cuenta propia. Asimismo, los hombres fueron más castigados por la recesión y fueron las mujeres las que han tirado del sector. Además, ha subido la edad de estos trabajadores.

Desde junio del 2008 se han perdido unos 400.000 autónomos, sobre todo en los primeros años. Pese a la reciente reactivación de la economía, se han recuperado dos de cada tres pero el balance aún es negativo en 162.695 personas, según un estudio realizado por la federación de autónomos ATA.

La pérdida de efectivos se ha dado con mayor intensidad entre los hombres (202.121 menos)  mientras que se han sumado a esta actividad 39.715 mujeres y se prevé que esta tendencia vaya en aumento. En todo caso, en el cómputo total aún hay más de un millón más de autónomos que de trabajadoras por cuenta propia.

En el tiempo que compara el estudio se ha reducido el peso de los autónomos persona física en cuatro puntos (de 65% al 61%) aunque siguen siendo la mayoría, y ha aumentado el de autónomos societarios que ha crecido casi idéntico porcentaje.

La reconversión en autónomos por necesidad no ha sido efímera y los negocios se están consolidando, según el estudio de ATA. El 66% (dos de cada tres) tiene más de tres años de antigüedad y casi la mitad (54,5%) lleva más de cinco años. El estudio pone de relieve que en la década de la crisis, los negocios que más empleo perdieron están en los dos extremos, los de menor antigüedad (entre seis y 11 meses) y de mayor, de cinco años o más. 

Noticias relacionadas

También ha subido la edad del trabajador por cuenta propia. Si en junio del 2008 el 43% tenía entre 40 y 54 años, y el 23,2% más de 55, ahora cada uno de estos grupos ha crecido en dos puntos.

Construcción, agricultura, transportes, industria y hostelería son los sectores que más trabajo autónomo  han perdido en esta década, pero la recuperación ha llegado de la mano de las actividades inmobiliarias, la educación, las actividades sanitarias y las profesionales y científicas.