22 sep 2020

Ir a contenido

LOS DATOS DE LA RECUPERACIÓN

Los salarios vuelven a caer pese al acelerado crecimiento económco

El Gobierno volverá a elevar la previsión de PIB del 2017 tras elevarse al 3,1% durante la primavera

El ritmo anual de creación de empleo avanza al 2,8% pero el salario medio cae el 0,1%

Rosa María Sánchez / Madrid

Anuncio de rebajas, en un comercio del Portal de l’Àngel de Barcelona.

Anuncio de rebajas, en un comercio del Portal de l’Àngel de Barcelona. / JORDI COTRINA

La economía española registró un crecimiento acelerado en el segundo trimestre del año con un avance del 0,9% respecto al periodo anterior y el 3,1% en tasa anual (una décima más que en el periodo anterior); además, casi todo el crecimiento se trasladó al empleo, que anotó una subida anual del 2,8% y la creación de 480.000 puestos equivalentes a tiempo completo. 

Así, los datos de Contabilidad Nacional que el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado este jueves revelan la intensidad del crecimiento económico español -por encima de la media de la zona euro, del 0,6% trimestral- en paralelo a una menor calidad del empleo. Según los datos del INE, la remuneración media por asalariado descendió el 0,1% en el segundo trimestre del año respecto al mismo periodo del año anterior y volvió a anotar tasas negativas tras cuatro trimestres de avances discretos.

Mientras que el conjunto de la masa salarial subió el 2,9%(más empleos pero menor salario medio), los beneficios empresariales lo hicieron el 3,6% y ganaron peso en la renta nacional.

Crear empleo "a cualquier precio"

El ministro de Economía, Luis de Guindos, sin embargo, no ha apreciado este jueves ninguna señal de preocupación por la evolución de los salarios y ha augurado que estos se irán “normalizando” a medida que se consolide la recuperación. De momento, lo más importante desde su punto de vista, es “continuar con la creación de medio millón de empleos” cada año. “Eso es algo que hay que mantener a cualquier precio porque es la garantía de la recuperación”.

No lo ven igual los sindicatos. UGT ha alertado de que el crecimiento de la economía responde a un modelo "desequilibrado y enfermo", en el que crecen la actividad y los beneficios empresariales, pero que no promueve el empleo estable y de calidad, lo que impide que la recuperación llegue a las familias por efecto de la reforma laboral.

Tercera revisión al alza

Con el crecimiento trimestral del 0,9% registrado entre abril y junio se acumulan ya 15 trimestres consecutivos de avances. La tasa interanual, por su parte, acumula 14 trimestres en positivo, los últimos nueve registrando valores superiores al 3%.

"El PIB real ya está por encima del nivel precrisis", ha afirmado el ministro, si bien aún se debe recuperar lo que se ha dejado de crecer durante los cinco años de la recesión española, entre un 15% y un 20% más, según estima el propio Ministerio de Economía.

Además, según De Guindos, haber recuperado el nivel de renta "no significa que hayamos salido de la crisis", lo cual no sucederá hasta haber recuperado el nivel de empleo, para lo cual falta aún un millón y medio de puestos

El ministro, en todo caso, se ha mostrado satisfecho por los datos  y ha adelantado que el Gobierno volverá a revisar al alza por tecera vez su previsión de crecimiento anual para el 2017 (que ha ido pasando del 2,5% al 2,7% y al 3% actual) con ocasión de la presentación de los Presupuestos Generales del Estado, en septiembre. En el 2016 la economía creció el 3,2%.

Los atentados terroristas no están teniendo "un impacto relevante a corto plazo" en el turismo, según De Guindos

El ministro también se ha referido al posible perjuicio de los atentados de Barcelona y Cambrils sobre la economía y lo ha relativizado. "El impacto turístico a corto plazo no está siendo especialmente relevante", ha dicho de Guindos. El ministro se ha referido a la experiencia del anterior atentado en Madrid, el 11 de marzo del 2004, que tuvo "un impacto en la economía en el trimestre que rápidamente se recuperó" después.

Patrón de crecimiento

Los datos del INE revelan que la demanda nacional contribuyó con 2,4 puntos al crecimiento interanual del PIB, una décima más que en el trimestre anterior, mientras que la demanda externa aportó siete décimas, tasa similar a la del primer trimestre.

Los datos del segundo trimestre muestran un patrón de crecimiento acelerado en el consumo de las familias (la tasa trimestral pasa del 0,4% al 0,7%) que se combina con una desaceleración en la inversión (pasa del 2,1% al 0,8%), un menor crecimiento trimestral de las exportaciones (pasan del 3% al 0,7%) y un retroceso en las importaciones, del 0,2%.

Por sectores, el mayor impulso trimestral se concentra en la industria (la tasa de crecimiento pasa del 0,4% al 0,8%), en el comercio, en las actividades profesionales y en el sector público. La construcción es el sector que anota un mayor avance trimestral (1,5%), aunque algo menor que en el primer trimestre (2,9%).