Ir a contenido

INVERSIÓN MILLONARIA

Cilsa cierra la compra de 51.988 metros cuadrados en la ZAL por 16,4 millones

La compañía pretende elevar la superficie industrial disponible en unos momentos de fuerte demanda

Alfonso Martínez, director general de Cilsa; Sixte Cambra, presidente de Port de Barcelona, e Ismael Clemente, consejero delegado de Merlin Properties.

Alfonso Martínez, director general de Cilsa; Sixte Cambra, presidente de Port de Barcelona, e Ismael Clemente, consejero delegado de Merlin Properties. / RICARD CUGAT

Cilsa, la empresa que gestiona la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) del Puerto de Barcelona, ha cerrado la compra de 51.988 metros cuadrados de naves logísticas por un importe de 16,4 millones de euros. En el marco de un plan de inversión programado más amplio, Cilsa toma posiciones en un espacio industrial atractivo junto al Puerto de Barcelona y la ciudad. La ZAL ha informado de que esta nueva superficie está alquilada ya en un 77% a operadores logísticos y transitarios de "reconocido prestigio internacional y generadores de tráfico marítimo". En torno a 11.767 metros cuadrados de naves logísticas se encuentran disponibles y permitirán dar una "respuesta inmediata" a las necesidades de crecimiento de clientes actuales de la infraestructura.

El director general de Cilsa, Alfonso Martínez, ha señalado tras la firma del acuerdo de compra que se trata de una operación "estratégica" para su empresa y que se realiza en un momento "idóneo" del mercado logístico. Martínez ha razonado que esta operación les permite aumentar su oferta, incorporar clientes de "reconocido prestigio", incrementar su flujo de caja en dos millones de euros anuales y disponer de una superficie vacía, que les permitirá "cubrir las necesidades del corto plazo" de sus clientes. 

REVOLUCIÓN LOGÍSTICA

Cilsa tiene el punto de mira en firmas del sector de la distribución, del comercio electrónico, de moda y de correo urgente, principales interesados en disponer de infraestructuras logísticas clave junto a un mercado relevante como Barcelona y su área metropolitana. Martínez ya adelantó en mayo que los clientes de Cilsa sons "grandes firmas con movimiento de tráfico marítimo elevado".

En el 2016, Cilsa facturó 40,7 millones, obtuvo un ebitda de 19,9 millones, que espera doblar en los próximos seis años, y registró un resultado neto de 5,2 millones. La superficie construida total en la ZAL ante del verano era de 635.280 metros cuadrados, de los cuales Cilsa gestionaba ya entonces 403.280, mientras que 232.000 metros cuadrados están en manos de terceros.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.