RESCATE DE INFRAESTRUCTURAS

Las autopistas radiales le costarán al Estado 3.718 millones euros

Un informe del Tribunal de Cuentas establece en esta cifra el coste de la Responsabilidad Patrimonial de la Administración

El Gobierno prevé otener ingresos de 700 millones de euros por la relicitación de estos activos en el 2018

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. / CHEMA MOYA (EFE)

3
Se lee en minutos
MAX JIMÉNEZ BOTÍAS / BARCELONA

El Tribunal de Cuentas se ha pronunciado por primera vez sobre el despilfarro que supone el rescate de las autopistas radiales quebradas y, en un informe de auditoría de las cuentas del Estado, apunta que la factura pública podría alcanzar 3.718 millones de euros. Este es el importe al que tendría que hacer frente el Estado en concepto de Responsabilidad Patrimonial de la Administración (RPA) por el carácter fallido de las concesiones y la reversión de los activos a manos públicas. Un hecho que se producirá en los primeros meses del 2018, tal y como confirmó el jueves el ministro de FomentoÍñigo de la Serna

El objetivo del Gobierno es relicitar los activos en el mismo año por un importe aproximado a los 700 millones de euros y amortiguar el impacto del rescate sobre el déficit público. Pero difícilmente podrá compensar el coste de la RPA. En el informe del Tribunal de Cuentas se concreta que la responsabilidad patrimonial de la Administración, tanto por construcciones como por expropiaciones, alcanzaban los 3.718,3 millones de euros. "Todo ello, sin perjuicio de las indemnizaciones por expropiaciones de terrenos que el Estado tuviera que abonar en virtud de resoluciones judiciales que se puedan producir en futuros ejercicios". 

El Ministerio de Fomento prevé que durante 2018 volverá a sacar a concurso las nueve autopistas de peaje en quiebra para ceder su explotación a empresas privadas mediante contratos de concesión, toda vez que estima que será el próximo año cuando se vean abocadas a la liquidación y, por tanto, reviertan al Estado. Así lo anunció De la Serna, quien remarcó que el objetivo es relicitar las autopistas "en el menor tiempo posible".

"Que no pase mucho tiempo entre la liquidación y la nueva licitación para poder compensar con los ingresos que genere su adjudicación el importe que suponga la responsabilidad patrimonial", explicó. De la Serna no ha entrado a cifrar este importe, el que deberán abonar a los actuales concesionarios de las vías por la inversión que realizaron en su construcción, si bien reiteró que se trata de una cifra "por debajo de los valores que están diciendo desde el sector", que la estiman en unos 5.000 millones.

GESTORA PÚBLICA

"Nosotros estamos preparándonos a través de la empresa pública Seittsa para que sea esta firma la que asuma la gestión de cada una de ellas cuando reviertan a la Administración General del Estado", ha explicado el ministro esta semana. El rescate de la vías y su posterior relicitación constituye la nueva hoja de ruta que hace unos meses planteó Fomento para estas infraestructuras, tras fracasar el plan original, que pasaba por pactar una quita de deuda y quedarse con las vías a través de una empresa pública.

La mejora de los tráficos que estas infraestructuras vienen registrando en los últimos meses, y la imposibilidad de negociar con sus acreedores, dado que la deuda está en su mayoría en manos de fondos oportunistas, fue lo que llevó a Fomento a modificar su planteamiento.

Efectivamente el tráfico ha mejorado, pero sigue sin justificar la razón de la existencia de estas vías de pago. Al cierre de los cinco primeros meses, la autopista radial R-5 Madrid-Navalcarnero se mantuvo como que registró un mayor crecimiento de tráfico, con un 25%, por delante de la R-4 Madrid-Ocaña (17%) y la AP-36 Ocaña-La Roda (16,8%). Tan solo la radial R-3 Madrid-Arganda y la M-12 Eje Aeropuerto, la que une Madrid con el aeródromo de Barajas, crecieron por debajo de la media de toda la red de pago (un 7,2%), dado que su tráfico se incrementó un 2,10% y un 3,3%, respectivamente.

Noticias relacionadas

No obstante, esta última se mantiene como la vía con mayor número de usuarios en términos absolutos de entre las que se encuentran en riesgo de liquidación, dado que entre enero y mayo contabilizó una media de 20.996 vehículos diarios. En el lado opuesto, la vía con problemas que menor número de usuarios tiene es la AP-41 Madrid-Toledo, que no cuenta ni un millar de coches al día (971 de media diaria en los cinco primeros meses). 

Pérdidas "aberrantes"

En un comunicado ha censurado que "los ciudadanos tengan que asumir las pérdidas de las empresas que no han sabido gestionar sus activos" y ha rechazado que el Ejecutivo asuma las pérdidas de estas carreteras en quiebra porque los seis bancos más importantes (Santander, Bankia, BBVA, CaixaBank, Sabadell y Banco Popular) y las principales constructoras las hicieron sobreestimando su tráfico, que ha caído en más del 50% en los últimos años.

Temas

Autopistas