Ir a contenido

¿Qué es ser mileurista?

El concepto ha cambiado como consecuencia de la crisis social y el aumento de las desigualdades

Eduardo López Alonso

Oficina del Servei d Ocupació de Catalunya.

Oficina del Servei d Ocupació de Catalunya.

El término mileurista describe en España a aquellos que cobran en torno a 1.000 euros mensuales netos. No se trata de un baremo sino más bien de unos ingresos orientativos y un nivel de vida modesto asociado a un salario habitualmente vinculado a altas dosis de temporalidad. El neologismo mileurista (surgido a partir del concepto de mil euros) nació a mediados de la década pasada con connotaciones negativas, pero con la crisis el sinónimo mileurista-desfavorecido perdió ciertamente buena parte de esa acepción. Tras el 15-M pareció que el término alcanzó cotas de clase y dignidad no conocidas hasta el momento y la estadística se encargó de aupar los ingresos mileuristas casi a categoría de media habitual o de mayorías. Un pensionista mileurista ha pasado a ser casi un privilegiado.

Según el Instituto Nacional de Estadística, el salario medio del asalariado español se sitúa en torno a los 1.600 euros, pero el más habitual (el que afecta a un mayor número de personas) es más bajo. Así, el salario medio bruto anual más habitual se situó en torno a 16.500 euros anuales este año, que en términos netos y dividiéndolo entre 14 pagas -dos extras-, da como resultado un sueldo neto mensual inferior a los 1.000 euros.

Frente a la euforia estadística de los últimos meses, con reducción de las cifras de paro y aumento de las contrataciones, lo cierto es que las desigualdades han aumentado. El economista Vicenç Navarro describe la situación como una clara "crisis social" en Catalunya, que "está centrada primordialmente en las clases populares catalanas, las cuales derivan sus rentas fundamentalmente del mundo del trabajo". Según este economísta si en el 2008 el 10% de la fuerza laboral percibía salarios por debajo de los 9.221 euros brutos anuales, en el 2016 este 10% percibía salarios por debajo de los 7.841 euros brutos anuales (un descenso del 15% de su salario). De esta forma, "Catalunya es uno de los países más desiguales de la UE-15", ya que 20 fortunas tienen 22.400 millones de euros, cantidad casi equivalente al 11% del PIB catalán. Además, al margen de salarios, el dato que muestra el efecto de la crisis de los últimos años es la bolsa de expulsados del mundo laboral: la población total en hogares sin ningún tipo de ingreso aumentó el 52% entre el 2008 y el 2017, pasando de 112.100 a 176.200 personas.

Temas: Salarios Crisis