28 may 2020

Ir a contenido

ACTIVIDAD ECONÓMICA BÁSICA

La licitación de obras del Estado en Catalunya, en mínimos históricos

La oferta de proyectos promovidos por el Gobierno cayó un 55% en el primer semestre, pese al anuncio de más inversiones de Rajoy

MAX JIMÉNEZ BOTÍAS / BARCELONA

Estado actual de las obras de la futura estacion del AVE de La Sagrera.  

Estado actual de las obras de la futura estacion del AVE de La Sagrera.   / DANNY CAMINAL

La licitación oficial de obras en Catalunya ha aumentado un 41% en el primer semestre del año con respecto al mismo periodo del año anterior, al alcanzar los 637 millones de euros, frente a los 451 del primer semestre del 2016. Los datos de la Cámara de Contratistas de Obras de Catalunya (CCOC) reflejan que ha sido la actuación de los ayuntamientos la que ha permitido la ligera recuperación de la licitación. Pese a esa evolución favorable, el volumen del primer semestre es aún un 5% inferior a la media trimestral desde el 2014, que ha sido de 672 millones de euros. Y solo un tercio de la media de los últimos 20 años, cifrada en 1.875 millones.

La Administración del Estado ha experimentado la disminución más significativa en la licitación, con una caída del 55% respecto al primer semestre del 2016. Ha publicado anuncios de solicitud de ofertas por un importe de 58 millones de euros, incluyendo los organismos con ingresos de explotación propios, como Aena y Adif. En este sentido, la CCOC expresa "su preocupación por la baja licitación por parte del Estado. Si no cambia la tendencia en los próximos dos trimestres, el año se cerraría con la licitación más baja desde el año 2.000, inferior incluso a la del año 2012, en plena crisis presupuestaria".

Si se considera que las obras que se ofertado este año son las que se ejecutarán el año próximo y los siguientes, la actuación del Estado muestra "una parálisis incompatible con el compromiso del presidente del Gobierno español, en el acto celebrado en Barcelona en el mes de marzo, por lo que respecta a la realización de inversiones en infraestructuras en Catalunya". Al poco volumen licitado, hay que unir la baja ejecución presupuestaria: el 71% en el 2015 y el 56% en el 2016.

Los efectos de esta baja licitación y ejecución en el ámbito de las infraestructuras "se agravan", según destaca la Cámara, si se tiene en cuenta que el Estado gestiona las infraestructuras estratégicas para la competitividad de la economía catalana, lo cierto es que no se están ejecutando al ritmo necesario para ponerlas en funcionamiento en un periodo razonable de tiempo, "o simplemente están paradas", como muestra el catálogo de infraestructuras básicas pendientes de ejecutar en Catalunya, destacan.

OBRAS CATALANAS

Por lo que respecto a la Generalitat, la licitación ha aumentado un 55% en el primer semestres respecto al 2016, con un volumen de 174 millones de euros, un importe también bajo con respecto a las estadísticas históricas. Solo los ayuntamientos se salvan de la atonía, ya que la licitación de la administración local aumentó un 98% en el primer semestre, con 405 millones de euros. Es el nivel administrativo más activo, con más de la mitad de la licitación.

Cabe destacar, no obstante, que por lo que se refiere a los servicios licitados que son de interés para los grupos de empresas constructoras, la licitación durante el primer semestre ha caído también el 41% respecto al 2016, con un total de 158 millones de euros. en este caso, la caída más pronunciada es la de la Generalitat, con un descenso del 74%

Según los contratistas, las administraciones no están aprovechando el altor retorno económico y social que genera la obra pública, gracias a sus efectos multipicadores económicos y fiscales y al gran número de empleos que genera. "Con estos niveles tan bajos de actividad es difícil que las empresas especializadas puedan hacer una aportación más positiva a la ocupación", destacan.