LAS CUENTAS PÚBLICAS

Rajoy quiere gastar más, bajar impuestos y a la vez reducir el déficit en el 2018

El Consejo de Ministros sube el techo presupuestario por primera vez en cuatro años

El Gobierno eleva el crecimiento del año que viene al 2,6% y rebaja la tasa de paro del 2020 al 11%

Los ministros Luis de Guindos (Economía), Íñigo Méndez de Vigo (Cultura y portavoz del Gobierno) y Cristóbal Montoro (Hacienda), en el palacio de la Moncloa en una imagen de archivo.

Los ministros Luis de Guindos (Economía), Íñigo Méndez de Vigo (Cultura y portavoz del Gobierno) y Cristóbal Montoro (Hacienda), en el palacio de la Moncloa en una imagen de archivo. / JUAN MANUEL PRATS

4
Se lee en minutos
Rosa María Sánchez
Rosa María Sánchez

Redactora jefe

Especialista en Macroeconomía, presupuestos, impuestos y pensiones.

Escribe desde Madrid

ver +
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

El Gobierno se ha propuesto para el 2018 cuadrar el círculo con un Presupuesto del Estado que le permita gastar más, bajar impuestos y reducir el déficit hasta lograr sacar a España de la férrea disciplina europea del Programa de Déficit Excesivo. “Por fin el techo de gasto aumenta”, ha dicho el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en el que se ha aprobado el límite de gasto no financiero para los Presupuestos del Estado del 2018.

Por primera vez en cuatro años, el techo de gasto presupuestario aumentará en el 2018 y lo hará el 1,3% hasta alcanzar los 119.834 millones (1.494 millones más que en el 2017). 

 

Según el ministro, dentro de este techo de gasto tendrá cabida una subida de los sueldos de los funcionarios  sueldos de los funcionarios superior a la del 2017, que ha sido del 1%. Además, ha admitido que en el 2018 será posible atender cierta rebaja de impuestos, tal como reclama Ciudadanos, el socio “preferente” del PP en esta Legislatura. 

El PSOE rechaza  el techo de gasto y lo juzga "un ataque neoliberal al Estado social"

Montoro ha rehusado asumir el montante de la rebaja en el impuesto sobre la renta, de 2.000 millones, que demanda el partido de Albert Rivera, pero ha admitido que “sus propuestas tendrán cabida moderadamente” y que “seguro que habrá un acuerdo”. El Ministerio trabaja con la hipótesis de introducir el año próximo nuevas o mayores deducciones en el impuesto con lo que contentar a Ciudadanos dejar para final de la legislatura una rebaja en toda regla de la tarifa del impuesto con la que el PP pueda intentar sacar ventaja en las próximas elecciones generales.

Y todo esto debe ser compatible con el objetivo de reducir el déficit público del conjunto de las administraciones públicas desde el 3,1% del PIB con que se pretende cerrar el 2017 al 2,2% del PIB. “Que no haya ninguna duda ni en España ni en Europa de que vamos a cumplir este compromiso”, ha dicho Montoro.

MÁS CRECIMIENTO, MAYORES INGRESOS

Gastar más, bajar impuestos y reducir el déficit será posible -según el Gobierno- gracias al intenso crecimiento de la economía y a la mayor recaudación de impuestos derivado de este.

El Gobierno ha revisado la previsión de crecimiento del 2017 del 2,7% al 3% (después de haberlo subido ya en abril del 2,5% al 2,7%). Para el 2018, lo ha elevado en solo una décima, del 2,5% al 2,6%, si bien el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha adelantado que espera poder volver a elevarlo en septiembre, cuando se presente el proyecto de Presupuestos del Estado.

La revisión al alza del crecimiento, apenas si se traducirá en más empleo. El Gobierno prevé ahora que el nivel de empleo en el 2020 será de 20,519 millones de personas, apenas 15.000 puestos más que en su estimación anterior. “En el año 20, España estará por encima del nivel de empleo de antes de la crisis”, ha dicho el ministro De Guindos. Según las previsiones del Gobierno, el número de personas desempleadas se situará en 2,57 millones al final del 2020 y la tasa de paro se reducirá al 11,1% de la población activa.

REPARTO DEL DÉFICIT

El acuerdo del Consejo de Ministros para el techo del gasto del 2018 será sometido a ratificación del Congreso de los Diputados la semana próxima, cuando se vote el reparto del objetivo de déficit del 2,2% del PIB para el año próximo entre las distintas administraciones. Para el Estado, se prevé pasar de un déficit del 1,1% del PIB en el 2017 al 0,7% en el 2018. Las autonomías deberán reducir su déficit a menos de la mitad, desde el 0,7% del 2017 al 0,3% en el 2018. Para los ayuntamientos se prevé equilibrio presupuestario y para la Seguridad Social se ha establecido un objetivo de déficit del 1,2%, muy optimista si se compara con el desfase crónico del sistema de pensiones que, según la Autoridad Fiscal Independiente, es del 1,8% del PIB.

El PSOE ya ha anunciado este lunes su intención de votar ‘no’ a este reparto de los objetivos.PSOE El techo de gasto, tal como está planteado, supone un “ataque neoliberalista” contra el “Estado social”, según la resolución aprobada por la comisión permanente del partido, informa Juan Ruiz.

Noticias relacionadas

El nuevo PSOE de Pedro Sánchez se distancia así de la actitud que guió a la anterior gestora socialista, que se abstuvo en la votación de los objetivos de déficit del 2017 tras haber pactado con Hacienda una subida del impuesto de sociedades y una mejora del salario mínimo interprofesional (smi) entre otras cuestiones. La Ejecutiva del PSOE y los barones autonómicos han coincidido en el rechazo del techo de gasto y del reparto de los objetivos de déficit.

Con esta negativa, el Gobierno confía en poder reeditar su alianza con Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria, Foro Asturias, UPN y Nueva Canarias para poder sacar adelante el Presupuesto del 2018. Podemos se ha dirigido al PSOE para pedirle que presione a su diputado aliado electoral de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, de modo que éste no preste su imprescindible voto a los Presupuestos del 2018.