28 oct 2020

Ir a contenido

APERTURA DEL 11º CONGRESO DE CCOO

Toxo se despide llamando a la ofensiva sindical

Anima a la movilización por el empleo, las pensiones, los salarios y el futuro de jóvenes

Pide la reforma constitucional porque el modelo territorial está creando problemas de convivencia

MERCEDES JANSA / MADRID

Ignacio Fernández Toxo, se dirige a los delegados del 11º congreso del sindicato. 

Ignacio Fernández Toxo, se dirige a los delegados del 11º congreso del sindicato.  / JOSE LUIS ROCA

Ignacio Fernández Toxo se ha despedido este jueves de la secretaria general de CCOO, que ha dirigido en los últimos ochos años, poniendo deberes a la futura dirección y a todos los afiliados. El sindicato, ha dicho, debe "pasar a la ofensiva" para recuperar los derechos laborales perdidos por la crisis, forzar la creación de empleo y la subida de los salarios, defender la negociación colectiva y derogar la reforma de pensiones.

Ante los 715 delegados al 11º congreso y más de 200 invitados, entre ellos los principales dirigentes políticos y empresariales, Toxo ha desgranado la posición del sindicato ante la reforma constitucional y sobre todo ante la tensión política derivada del proceso soberanista y la convocatoria del referéndum.  Aprovechando que entre los invitados se encontraban Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Carles Campuzano y el diputado de Ciudadanos, Sergio del Campo, el veterano sindicalista les ha dejado claro que deben "parar" en un debate superficial y con pocos frutos y tomarse en serio la reforma de la Constitución que debería hacerse con al menos una mayoría similar a la de 1978.

El líder sindical considera que el modelo territorial de la  Carta Magna se ha agotado y está empezando a crear "problemas de convivencia" no solo en Catalunya, donde está focalizado el debate soberanista, sino en otras partes de España. El debate sobre el encaje de Catalunya en el Estado "no puede tener su desagüe en los tribunales", ha afirmado.

Además, el debate territorial es un problema para la consolidación de la recuperación de la economía. Y una barrera para que las reivindicaciones sindicales sean atendidas y formen parte de la agenda de los políticos.

RECORTE DE DERECHOS

La Constitución debe reformarse también para recuperar el impulso democrático que tuvo en los primeros años de la Transición porque con la excusa de la crisis se hayan recortado los derechos sindicales como el de huelga con la 'ley mordaza', el de recibir una pensión justa o el de tener una vivienda digna.

También se recuperaría la calidad democrática perdida por los continuos escándalos de corrupción. Toxo ha aprovechado para cargar contra la amnistía fiscal de Montoro, al que ha pedido que dimita, y para reclamar del Ejecutivo una política seria de inversiones e industrialización que cree empleo en sectores competitivos. Con una tasa de desempleo del 18% y con las prestaciones que solo cubren a la mitad de las personas sin trabajo, Toxo ha augurado una nueva crisis social  y ha lamentado la ausencia de la ministra Fátima Báñez, que había confirmado su asistencia, porque "es bueno decirnos las cosas a la cara"

El secretario general de CCOO saliente no se ha desviado de la estrategia sindical que el mismo a trazado en la última década y que probablemente continúe con el nuevo líder Unai Sordo. Pero Toxo ha puesto el acento en dos cosas: pasar a la ofensiva y recuperar el papel de la negociación colectiva.

Para ello hay que mantener la unidad de acción con UGT. A Pepe Álvarez le ha dedicado las primeras palabras de su discurso. La unidad de acción "es fundamental", ha dicho, en línea con el discurso del líder ugetista que ha deseado "éxito" al congreso porque "vuestra suerte es la nuestra".

Poco productivos con la patronal: aún no hay acuerdo de salarios 

Hace unos días el presidente de la CEOE, Juan Rosell, dejó caer que el acuerdo de salarios y negociación colectiva se podría firmar después del congreso de CCOO. A Toxo le hubiera gustado despedirse de la secretaria general con su firma ya estampada en el Pacto. “Nuestra productividad no ha sido muy alta”, les ha reprochado con ironía a Rosell y a Antonio Garamendi (CEPYME).

Rosell llegó como invitado al cónclave  sindical pidiendo a las centrales a moverse “con el máximo realismo y pragmatismo, pero también con riesgo”.

Toxo ha recordado que las subidas previstas en los convenios registrados hasta ahora son del 1,2% de media, un incremento muy escaso frente a los abultados beneficios empresariales.