Ir a contenido

DEBATE SOBRE LA REGULARIZACIÓN DE DINERO OPACO

Montoro propone cambiar la ley para que no haya más amnistías fiscales

El ministro de Hacienda responde a las peticiones de dimisión con esta oferta pero la oposición no le secunda

Rajoy justifica la medida porque en el 2012 España estaba en situaciòn de "prequiebra"

MERCEDES JANSA / PATRICIA MARTÍN / MADRID

Cristóbal Montoro, en el banco azul del Congreso de los Diputados, junto a Mariano Rajoy.

Cristóbal Montoro, en el banco azul del Congreso de los Diputados, junto a Mariano Rajoy.

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, considera no solo que no debe dimitir por el varapalo del Tribunal Constitucional al decreto de amnistía fiscal, sino que ahora busca el apoyo de la oposición para cambiar la ley y evitar en el futuro nuevas regularizaciones de dinero opaco. Lo ha anunciado durante su comparecencia a petición propia en el Congreso de los Diputados pero ningún grupo le ha seguido el paso. Por el contrario, se han repetido las peticiones de que dimita por decencia, que pida perdón a los ciudadanos por ayudar a los que blanquean dinero y protagonizar la “página más negra” de la Hacienda española.

Montoro ha dedicado la mañana en la sesión de control de la Cámara Baja a defenderse de las críticas de la oposición y justificando la amnistía fiscal por la herencia recibida del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y ante la amenaza de rescate por parte de Bruselas. Pero como no ha conseguido abrir una fisura en el homogéneo, en este caso, bloque que han formado todos los grupos de la oposición, ha cambiado el discurso por la tarde pidiendo el apoyo para cambiar la ley general tributaria y para evitar que se produzcan nuevas regularizaciones fiscales, como la del 2012.

"Creo que hay un consenso muy amplio en contra de que haya nuevas regularizaciones extraordinarias como las que ha habido en España en las últimas décadas. Por eso les propongo modificar la ley general tributaria para que incluso lleguemos a prohibir expresamente nuevas regularizaciones", han sido sus palabras. Ningún portavoz le ha respondido. Por el contrario, han continuado censurando sus decisiones, recordándole que ha beneficiado a dirigentes el PP y reprochándole que ni siquiera haya conseguido la recaudación anunciada en su día.

PRÓXIMA REPROBACIÓN

Además, el PSOE ha registrado la reprobación que se votará en un próximo pleno del Congreso y que cuenta con el apoyo de una inmensa mayoría de grupos. Algunos como los diputados del PDeCAT no se han pronunciado ya que en su día fue uno de los que apoyó el decreto ahora censurado por el Consticional.

Seis años después de la salida del PSOE del Gobierno y cuando el PP presume de una espectacular recuperación de la economía, tanto el presidente Mariano Rajoy como el ministro de Hacienda han vuelto a escudarse tras la herencia del Gobierno de Zapatero para justificar sus decisiones.

Rajoy, en respuesta a nueva portavoz socialista Margarita Robles, ha  defendido la amnistía fiscal porque España estaba en una situación "límite", de "prequiebra". Para Montoro la situación era de "asfixia" económica.

Ambos han recordado que también el PSOE aprobó dos amnistías fiscales y además "las rentas afloradas no pagaron" y con el PP sí, y además se identificaron a los defraudadores, ha subrayado el jefe del Ejecutivo.

Ni Rajoy ni Montoro han entrado en el fondo de la cuestión como es la censura del Constitucional a una práctica que, según la sentencia, supone la "abdicación del Estado" en su competencia  de política fiscal. Ambos han preferido enfatizar que el alto tribunal solo les ha censurado por utilizar la fórmula del decreto y no una ley ordinaria sin que las regularizaciones realizadas puedan ser revisadas.

Es cierto que la resolución del Tribunal Constitucional apenas tendrá consecuencias prácticas sobre los alrededor de 30.000 contribuyentes que se acogieron a la amnistía siempre que las regularizaciones sean firmes. Solo tendrá efecto sobre las que aún no sean firmes, como pudiera ser el caso del exvicepresidente Rodrigo Rato u otras personas implicadas en procedimientos judiciales por delito fiscal.

MÁS PLANTILLA

Montoro ha presumido de transparencia y de luchar contra el fraude fiscal. Ha señalado que un tercio del patrimonio declarado en el 2015 procedía de la amnistía fiscal y del extranjero y ha prometido aumentar la plantilla de la Agencia Tributaria.

El socialista Pedro Saura ha pedido a Montoro que dimita para "devolver la decencia" a la política, y su compañero Julián López Milla le ha exigido que pida disculpas.

Juan Carlos Girauta, de Ciudadanos, ha recordado que al mismo tiempo que se concedió esta amnistía se subieron el IVA y el IRPF, una muestra de la política de "premiar al defraudador y castigar al cumplidor". Para su compañero Francisco de la Torre no es necesaria la propuesta de Montoro pues la sentencia del Constiotucional por sí sola cierra la puerta a esa posibilidad.

El momento más tenso de la comparecencia en la comisión se ha producido cuando el diputado de Compromís, Ignasi Candela, le ha llamado "blanqueador del dinero de los criminales", en referencia a un personaje de la película 'El Padrino'.

0 Comentarios
cargando