Ir a contenido

Bruselas investiga si Nike restringe la venta de productos como el 'merchindising' del Barça

La Comisión Europea abre tres nuevas investigaciones sobre las prácticas de distribución transfronteriza y 'on line'

SILVIA MARTINEZ / BRUSELAS

Arda y Vidal en un anuncio de Nike. 

Arda y Vidal en un anuncio de Nike. 

La Comisión Europea prosigue su batalla sobre las prácticas de distribución de las grandes multinacionales. Las tres últimas compañías en caer en las redes de la Dirección General de la Competencia han sido NikeSanrio Universal studios que tienen los derechos de ‘merchandising’, entre otros, del FC Barcelona, la marca Hello Kitty y las películas ‘Minions’ ‘Despicable Me’ respectivamente. Bruselas ha decidido abrir tres investigaciones separadas para determinar si estas tres empresas restringen la venta de productos ‘on line’ y transfronteriza.

“Vamos a examinar si las prácticas de licencias y distribución de productos de estas tres compañías puede estar negando a los consumidores el acceso a una elección más amplia y mejores acuerdos en el mercado único”, ha explicado la comisaria de competencia, Margrethe Vestager, que este mes también ha abierto otra investigación sobre las prácticas de distribución del fabricante de ropa Guess. Las cuatro decisiones se suman a una investigación más amplia que el Ejecutivo comunitario abrió en febrero de este año para aclarar si determinadas prácticas de venta en línea impiden a los consumidores contratar y comprar de forma transfronteriza más barato.

En el caso de Nike, Sanrio y Universal studios, la investigación se centra en la licencia y distribución de productos como ropa, calzado, accesorios de teléfono, así como bolsos y juguetes con una imagen o texto de las citadas marcas. La Comisión Europea quiere saber si estas tres empresas, que disponen de las licencias de derechos de los productos, han vulnerado las normas europeas de la competencia restringiendo la habilidad de los fabricantes con autorización para vender sus productos en otros países y a través de la venta por internet.

“Estas prácticas podrían en última instancia dañar a los consumidores impidiéndoles beneficiarse de una mayor elección y precios más bajos”, tanto en línea como fuera de internet, advierte la Comisión que ha subrayado que la investigación tendrá carácter “prioritario” pero que como siempre en estos casos no prejuzgan el resultado. La normativa europea no prevé ningún plazo concreto y la duración de las investigaciones depende de numerosos factores incluida la complejidad del caso o el grado de cooperación de las empresas con la Comisión.

0 Comentarios
cargando