La OCDE mejora la previsión de crecimiento de España

La recuperación económica se irá moderando y el PIB será este año del 2,8% y del 2,4% en 2018

En su informe semestral de perspectivas, el organismo con sede en París prevé una tasa de paro de 16% el año que viene

Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, saluda a Luis de Guindos, ministro de Economía, el pasado marzo.

Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, saluda a Luis de Guindos, ministro de Economía, el pasado marzo. / EFE / JAVIER LIZÓN

2
Se lee en minutos
Eva Cantón
Eva Cantón

Periodista

ver +

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se apunta a la ola entusiasta y mejora cinco décimas su pronóstico sobre la economia española, que crecerá este año un 2,8%  ligeramente por encima de las previsiones manejadas por el Gobierno que, en el programa de Estabilidad presentado a finales de abril, barajaba un PIB del 2,7%.

El organismo con sede en París señala en su Informe semestral de Perspectivas presentado este miércoles que la senda de la recuperación se irá moderando y que el PIB bajará gradualmente al 2,4% en 2018 a medida que dejen de tener efecto los bajos precios del petróleo y las rebajas de impuestos.

Sin embargo, una fuerte creación de empleo y un aumento gradual en los salarios continuará estimulando el consumo de los hogares, añaden los autores del informe, que prevén una tasa de paro del 17,5% este año, por debajo del 17,8% que el Ejecutivo presentó en abril, y del 16% en el 2018.

El déficit presupuestario, que bajó hasta el 4,5% del PIB en 2016, seguirá reduciéndose (3,1% en 2017 y 2,3% en 2018) por la reciente ampliación de la base del impuesto de sociedades y los mayores ingresos por el IVA. No obstante, la OCDE alerta del alto nivel de la deuda (99,4% en 2016) y sugiere al Gobierno reducirla ajustándose a sus objetivos fiscales a medio plazo.

El club de los países desarrollados sostiene igualmente que un aumento de la financiación, tanto pública como privada, para las empresas innovadoras de reciente creación compensaría la escasa inversión destinada a sectores basados en la economía del conocimiento.

“Mejorar el acceso de las pymes a la financiación mediante instrumentos de deuda y de titulización de préstamos y suprimir las barreras regulatorias a la expansión de las empresas favorecería una mayor integración de España en los mercados mundiales”, escriben los analistas de la OCDE. La institución ve también necesario formar una mano de obra cualificada y flexible que pueda beneficiarse de la globalización.

UN GOBIERNO EN MINORÍA

Noticias relacionadas

También reclama políticas laborales activas y disminuir la dualidad del mercado laboral para mejorar la calidad del empleo y reducir el paro juvenil y el de larga duración. La institución presidida por el mexicano Ángel Gurría advierte, por otra parte, de que un Gobierno en minoría podría tener dificultades para sacar adelante su agenda reformista, algo que debilitaría el crecimiento.

Entre las amenazas procedentes del exterior, los expertos citan la aparición de nuevas turbulencias en los mercados financieros internacionales y un crecimiento más débil de lo previsto en Europa que podrían lastrar la expansión económica. Un aspecto positivo que impulsaría el crecimiento español es la sólida inversión en el sector de la construcción y la fuerte demanda procedente de Europa, principal destino de las exportaciones españolas.