Ir a contenido

MOVILIDAD

Scutum lanzará en el 2018 el primer scooter eléctrico a un precio competitivo

La firma de Molins trabaja con un modelo que combina la propiedad del vehículo con el alquiler de la batería

Modelos de Scutum.

Modelos de Scutum. / Robert Ramos

El fabricante Scutum lanzará en el 2018 el primer scooter eléctrico para particulares con un precio "competitivo", similar al de las motos de gasolina, gracias a un modelo que combina la propiedad del vehículo con el alquiler de la batería, que produce la empresa en Molins de Rei (Barcelona). Lo ha explicado el fundador y primer ejecutivo de la compañía, Carlos Sotelo, que ha destacado que el precio ha sido y es una de las principales barreras que impide la eclosión del mercado del vehículo eléctrico de dos ruedas.

El modelo de venta de la nueva scooter, que se comercializará con la marca Silence, es posible porque Scutum es el único fabricante europeo que ensambla sus propias baterías, con lo cual tiene un mayor poder sobre su diseño. Sotelo ha confiado en que muchos usuarios darán el salto a la moto eléctrica y esto permitirá a Scutum explotar la capacidad de producción de su recién estrenada fábrica en Molins, donde se pueden llegar a producir 10.000 scooter y 12.000 baterías anuales.

Esta planta, que emplea a una cuarentena de trabajadores, es pionera en el ámbito europeo, y esto sitúa a Scutum en la vanguardia de la industria del vehículo eléctrico en el continente. Por este motivo, en paralelo al desarrollo I+D para obtener nuevos productos, la compañía está impulsando la internacionalización de sus productos.

"Queremos hacer en España lo que ya hemos hecho en Europa. Francia, Italia, Alemania y Reino Unido son nuestros destinos prioritarios, dado que es donde hay los mercados más grandes de scooter", ha resaltado Sotelo, que tampoco ha descartado explorar países más lejanos como Australia, donde ya han vendido un par de unidades.