Ir a contenido

CONFLICTO EN LOS PUERTOS

La huelga de los estibadores se salda con seguimiento masivo y falta de incidentes

Los sindicatos alertan de que el impacto de los paros en el tráfico de camiones se agravará en los próximos días

El ministro de Fomento insta a abrir una nueva ronda de negociaciones en el sector

NACHO HERRERO / VALÈNCIA

Pararán 8 jornadas en todos los puertos españoles desde hoy y hasta el día 23.

Pararán 8 jornadas en todos los puertos españoles desde hoy y hasta el día 23.
Contenedores en el muelle norte del puerto de Valencia.
Aspecto del Puerto de Valencia en plena huelga de estibadores. 

/

La primera jornada de huelga de la estiba en los puertos españoles se desarrolló este lunes sin incidentes y con un seguimiento masivo, según reconocieron tanto el Gobierno como los sindicatos convocantes. La primera jornada de paros de las ocho convocadas por los sindicatos de estibadores se desarrolló sin incidentes de importancia, con el cumplimiento -salvo excepciones- de los servicios mínimos y con un seguimiento casi total entre los 6.500 trabajadores del sector.

La huelga, que se inició a las 8 de la mañana aunque solo se hizo en horas impares, se repetirá del mismo modo los días 7, 9, 19, 21 y 23 de junio, y está convocado un paro de cuarenta y ocho horas para el día 14.

El ministro de Fomento, Íñigo Gómez De la Serna, reconoció que se sumaron al paro "casi el 100%" de los estibadores que podían hacerlo. El ministro ha explicado que el seguimiento ha sido "del 10%", salvo en el Puerto de Cartagena, que "tiene una singularidad especial", dijo.

Antolín Goya, portavoz de la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (CETM), convocante del paro, que desde Tenerife remarcó que siguen abiertos a alcanzar un acuerdo que garantice el empleo. Sin embargo, Goya anunció el recrudecimiento de las protestas si Gobierno y patronal Anesco no se avienen a negociar. Desde Ayamonte (Huelva), el ministro de Fomento reclamó también esa reunión entre los sindicatos de estibadores y la patronal Anesco para resolver la situación.

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, criticó que en la reforma de la estiba "se ha ido demasiado lejos" en España "aprovechando la circunstancia de la sentencia" europea y el "chantaje de la multa".

En fuentes de los puertos reconocieron que el impacto de la huelga será mayor a partir de este martes, con la acumulación progresiva de tráfico de camiones y un menor ritmo en los procesos de embarque y desembarque. 

En el Puerto de València, donde trabajan cerca de 1.400 de los estibadores españoles, fuentes de la patronal aseguraron que las contrataciones diarias se realizaron con normalidad a primera hora de la mañana y que los servicios mínimos establecidos son del 50%.

Tal y como estaba previsto, la actividad paró a las nueve pero los trabajadores se mantuvieron en sus zonas de trabajo y a las diez en punto se reanudó la actividad. Los transportistas decidieron minimizar la llegada de camiones al puerto para evitar que se produjeran largas colas en la entrada del recinto.

VALORACIÓN SINDICAL

En Algeciras, donde trabajan unos 2.000 estibadores, el sindicato aseguró que el seguimiento fue total en las dos terminales de contenedores y reconocieron más colas de las habituals a la entrada del puerto. El  seguimiento fue total también en Bilbao y Santander. Igualmente en Sevilla hubo una concentración de estibadores y un masivo seguimiento de la huelga. También en A Coruña y Ferrol el día transcurrió con normalidad y poca actividad.

En Barcelona, al ser fiesta, la jornada de paro quedó algo difuminada porque ya se esperaba una actividad mínima.

Cuatro días después de que el Gobierno lograra sacar adelante el real decreto-ley, por el que se liberaliza el sector, el pasado 18 de mayo, gracias al respaldo en el Congreso de Ciudadanos y PNV y la abstención de PDeCAT, los sindicatos y la patronal alcanzaron un principio de acuerdo que apuntaba a una rápida solución del conflicto.

Sin embargo, en la reunión celebrada el pasado viernes en la que se esperaba un avance definitivo que pusiera fin al conflicto, la situación ha dado un vuelco, tras un cambio de actitud de la patronal, según los sindicatos.

DUDAS SOBRE LA SUBROGACIÓN

La parte social acusa a Anesco de dar "un giro" respecto al compromiso con la subrogación de los trabajadores adquirido en el preacuerdo, lo que hace que los sindicatos no vean lógica una negociación colectiva cuando "no sabemos si, finalmente, nosotros somos o no los trabajadores de sus empresas".

Los sindicatos insisten en que es algo que tienen que "saber de manera fehaciente para poder negociar" y exigen a las empresas que cumplan con la palabra dada y garanticen todos los puestos de trabajo y también que se comprometan a formar parte de los centros portuarios de empleo (CPE).

0 Comentarios
cargando