Ir a contenido

La hacienda catalana convoca 242 plazas para reforzarse

El nuevo personal, con carácter interino, se incorporará a partir de septiembre

Agustí Sala

Exterior de la nueva sede de la hacienda catalana en la Zona Franca.

Exterior de la nueva sede de la hacienda catalana en la Zona Franca. / RICARD CUGAT

Nuevo paso para reforzar la hacienda catalana. La Agència Tributària de Catalunya (ATC) ha convocado un total de 242 plazas para personal interino que se incorporarán a partir de septiembre principalmente a las oficinas que está abriendo en Catalunya, que suman un total de 19.

El plazo de presentación de ofertas finaliza el próximo 21 de mayo y pueden plantearse solicitudes a través de la web de la ATC. Las ofertas laborales incluyen diversas tipologías, como administrativos auxiliares administrativoscoordinadores de asistencia y procesos tributarios, así como técnicos gestores tributarios.

Aunque la convocatoria es abierta a todo el personal funcionario y a todos los ciudadanos, el objetivo es incorporar al máximo número posible de personal de las oficinas liquidadoras de los registros de la propiedad, que a partir del 1 de septiembre dejarán de prestar estos servicios a la Generalitat que, a su vez, paasará a realizarlos directamente.

HASTA 800

De las 277 personas que trabajan en los registros para estas tareas, 28 ya se han incorporado a la ATC. En la actualidad, la hacienda catalana tiene 450 empleados, que en septiembre serán 750. Luego se integrarán otros 50 hasta final de año para llegar a los 800 que tenía previsto el Govern para final de año.

La hacienda catalana requiere personal habituado desde el primer momento a liquidar el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, y también el de sucesiones donaciones, una buena parte de cuya gestión y recaudación realizan aún las oficinas de los registros.

Alrededor de una treintena del nuevo personal se ocupará de tareas de recaudación ejectiva, que la ATC ha ido incprorando a lo largo de los úlitmos meses, con convenios con el Ayuntamiento de Barcelona y otros, así como con el Servei Català de Trànsit.