Ir a contenido

resultados trimestrales

Endesa gana el 26% menos por el alza del precio mayorista de la electricidad

La compañía da por segura la extensión de la vida de las nucleares hasta los 50 o 60 años

El ministro Nadal acusa a su matriz, Enel, de no importarle "generar desempleo" en España

P. ALLENDESALAZAR / MADRID

José Damián Bogas y Borja de Prado, consejero delegado y presidente de Endesa, el pasado mes de abril.

José Damián Bogas y Borja de Prado, consejero delegado y presidente de Endesa, el pasado mes de abril. / REUTERS / ANDREA COMAS

Endesa se ha visto penalizada por el fuerte encarecimiento del precio al que compra y produce la energía para suministrarla a sus clientes del mercado liberalizado. La compañía ganó 253 millones de euros entre enero y marzo, un 26% menos que un año antes. El coste de producir la energía fue extraordinariamente bajo el primer trimestre del 2016 gracias a la aportación de la energía hidroeléctrica y la eólica, mientras que en el mismo periodo de este ejercicio ha sido excepcionalmente alto ya que las condiciones meteorológicas han obligado a incrementar el uso de las plantas térmicas, más caras.

Así, los ingresos de la compañía han aumentado el 7% (a 5.223 millones) por la mayor demanda y el aumento del precio medio de las ventas a los clientes, pero la subida de los precios mayoristas (81%) ha reducido el resultado bruto (ebitda) un 12% (702 millones). La fuerte caída de la aportación del negocio liberalizado (18%) solo se ha visto compensada en parte por la mayor contribución del negocio regulado (4%) y por su filial de renovables (compró el 60% que no poseía a su matriz, la italiana semipública Enel, el año pasado; sin ella, el beneficio hubiera caído el 30%), así como por el control de los costes (subieron un 5% por la adquisición de la unidad renovable, pero sin ese efecto hubieran bajado el 2%).

El consejero delegado, José Bogas, se ha este martes mostrado confiado en que las desfavorables condiciones del mercado se irán normalizando y diluyendo a lo largo del año. Durante una presentación a analistas, ha asegurado que el segundo trimestre también será "débil", pero que la situación mejorará en el segundo semestre, con lo que la compañía mantiene su objetivo "difícil pero alcanzable" de ganar 1.400 millones en el 2017, en línea con el 2016. Para lograrlo, ha asegurado, el grupo está estudiando algunos planes de reducción de costes, que no ha especificado. La eléctrica presidida por Borja Prado también ha confirmado su objetivo de pagar un dividendo de 1,37 euros este año, si bien ha fijado un "suelo" de 1,32 euros, lo que deja abierta la puerta a un pago menor al previsto.

NUCLEARES NECESARIAS

El ejecutivo no se ha referido al plan de cierre de las centrales de carbón de Andorra (Teruel) y Compostilla (León) en el 2020. Un asunto que ha llevado este martes al ministro de Energía, Álvaro Nadal, a acusar de Enel de actuar "a favor de los ciudadanos italianos a costa del consumidor y los trabajadores españoles". "No le importa, para hacer política de empleo en Italia, generar desempleo en España; no le importa, para hacer política medioambiental en Italia, hacer política de pérdida de competitividad en España", ha criticado tras culpar al PSOE de "traer a España" a la compañía trasalpina.

Bogas, por otra parte, se ha mostrado "seguro" de que la vida útil de las nucleares "deberá ser y será extendida" desde los actuales 40 años a los 50 o 60. No es posible cerrarlas en los próximos 20 años, ha argumentado, porque de lo contrario no se podrá alcanzar el objetivo de acabar con los gases contaminantes en el 2050 y la factura de la luz será más volátil y se encarecerá, ya que el precio mayorista subirá en 10 euros por megavatio/hora. Eso sí, ha sostenido que las plantas generan flujo de caja positivo pero no son rentables por los impuestos, por lo que ha pedido al Gobierno y al Congreso una rebaja fiscal y un pacto para "clarificar" el futuro de esa energía.

Iberdrola, socia de Endesa en la cerrada planta nuclear de Garoña, pidió recientemente a su competidora que no reclame su reapertura ya que la instalación "no es viable económicamente". Bogas, sin embargo, ha defendido que las plantas generan caja y "no tiene sentido" cerrarlas sin más, sino que es necesaria una rebaja de impuestos que las haga rentables. "Los competidores y nosotros pedimos analizar su situación para aumentar su rentabilidad. Pero no hay una batalla ni diferencias en las posiciones. Quizás la forma de defender nuestra posición sea distinta", ha afirmado.

0 Comentarios
cargando