TRANSFORMACIÓN DE UN SECTOR

El centro de Barcelona cambia de propietarios

Pontegadea y Colonial se han convertido en los grandes tenedores de activos inmobiliarios

Aseguradoras y fondos han adquirido un gran número de inmuebles en los últimos años

El centro de Barcelona cambia de propietarios
4
Se lee en minutos
Max Jiménez Botías
Max Jiménez Botías

Periodista

ver +

El furor inversor en el sector inmobiliario que ha seguido a la crisis ha implicado un cambio sustancial en la titularidad de los inmuebles en las zonas céntricas de Barcelona. Lo que en el argot profesional se conoce como eje 'prime' ha cambiado y ha visto la llegada de nuevos inversores en un periodo relativamente corto. El área de paseo de Gràcia-Diagonal ha incorporado a esos tenedores –de oficinas, locales comerciales, edificios residenciales e incluso hoteles– que comparten su presencia con propietarios tradicionales que han engordado su cartera.  Ahí se disputan protagonismo inmobiliarias como Colonial, que atesora más de 100.000 metros cuadrados –básicamente de oficinas– con nuevos llegados como Pontegadea, la firma inmobiliaria de Amancio Ortega (Inditex), que suma casi 40.000 metros cuadrados en el centro solo con los últimos edificios adquiridos.

 «Los rostros de la propiedad en las zonas 'prime' de la ciudad han cambiado durante la salida de la crisis, pero no tanto como podría haber ocurrido, puesto que el problema es que salen muy pocos edificios a la venta», comenta un especialista patrimonial de una inmobiliaria catalana. Hasta tal punto es así, que las últimas operaciones que se han producido se han realizado sobre locales comerciales más que sobre que sobre todo el inmueble. El último edificio vendido lo compró el 'family office' de Caprabo (Caboel), que a finales del 2016 se hizo con un inmueble de Generali en paseo de Gràcia, justo el edificio contiguo al construido por el arquitecto japonés Toyo Ito.

LA CARTERA DE PONTEGADEA

El grupo inmobiliario de la multinacional textil gallega se ha hecho con una cartera de inmuebles nada despreciable en la ciudad. Aunque los expertos subrayan que no todos están en la zona 'prime' -criterio que básicamente define el alto precio que se paga por el metro cuadrado-, lo cierto es que se sitúan en pleno centro urbano. Este es el caso de la antigua sede del BBVA, en plaza de Catalunya, un edifico de 13.875 metros cuadrados, conocido por el reloj giratorio que corona la torre. La parte trasera de ese inmueble (Bergara 13) con 7.155 metros cuadrados, también lo adquirió. En el otro lado de la plaza, se hizo con el antiguo edificio de Banesto, que compró a la Sareb por 44 millones de euros, en cuyos bajos se encuentra la tienda de Apple de Barcelona. El resto del inmueble está en fase de rehabilitación y debe convertirse en un proyecto hotelero en asociación con Iberostar. El inmueble cuenta con más de 12.000 metros cuadrados. Además, Pontegadea posee el edificio de paseo de Gràcia-Aragó y el de paseo de Gràcia-Gran Via, que alberga otra tienda insignia de Zara de Barcelona.

Pero la milla de oro del empresario gallego se prolonga paseo de Gràcia arriba. Posee el número 5, lo compró al Banco Santander por 65 millones. Algo más arriba, en el número 30, Ortega invirtió 52 millones en el inmueble en el que, además se sitúa la tienda dedicada a productos de casa Zara Home. En el número 93 ha habilitado pisos de lujo en un edificio por el que pagó 53 millones más otros 20 por el local comercial. Entre sus propiedades también está el número 20 del Portal de l'Àngel, donde está la tienda de H&M, por el que grupo pagó otros 32 millones.

PRIMER PROPIETARIO

Colonial se atribuye el méritos de ser el primer propietario de la ciudad. Pero al tratarse de un tenedor patrimonialista --edificios de oficinas-- se presencia resulta algo menos evidente. Cuenta con uno de los mayores edificios --oficinas y uso comercial-- de la Diagonal de Barcelona. Es el 'Dau-Prisma', el cubo negro que se alza junto a El Corte Ingles de Diagonal. tiene 21.000 metros cuadrados. Y en la misma arteria tiene otros tres edificios, que suman unos 20.000 metros cuadrados.

El fondo alemán Deka es un tradicional propietario de edificios en Barcelona. Posee el inmueble de Diagonal 634-640. Fue construido por Caja Madrid y tiene 27.000 metros cuadrados. La crisis financiera permitió que cayera en sus manos. También posee el edifico del Triangle de plaza de Catalunya. Pero entre sus activos llegó a contar con la sede del BBVA en el número 5 de esa plaza, que vendió por 100 millones a Pontegadea y otros inmuebles del centro de Barcelona.

Noticias relacionadas

Merlin Properties es uno de los nuevos propietarios que más rápido ha crecido. Si se suman los activos de la socimi dentro y fuera de la ciudad, se encontraría entre los mayores tenedores. En la selectiva franja de Barcelona tiene dos inmuebles significativos: Diagonal 514 (el edificio rojo de Habitat que linda con Tuset) y Diagonal 605, antigua propiedad de Testa, con 15.957 metros cuadrados. Entre sus activos más preciados, figura la torre Glòries (antes Agbar) y el edifico Barcelona Glòries, en la calle Granada, ambos fuera del eje 'prime' de la ciudad. Aunque en el sector inmobiliario, la zona más cercana a la plaza de Glòries se considera ya 'prime'. 

Aseguradoras con muchos metros cuadrados