Ir a contenido

CAMBIOS EN LA POLÍTICA FISCAL

El Govern quiere "avanzar" en la fiscalidad a productos con exceso de azúcar o grasas

El secretario de Hacienda de la Generalitat, Lluís Salvadó, admite que el Ejecutivo catalán tiene "voluntad" de extender el gravamen

AGUSTÍ SALA / BARCELONA

Estantería de un supermercado con bebidas azucaradas.

Estantería de un supermercado con bebidas azucaradas. / FERRAN SENDRA

El Govern tiene la intención de "avanzar" en la fiscalidad más elevada a productos con exceso de azúcar o grasa. El secretario de Hacienda de la Generalitat, Lluís Salvadó, ha asegurado que el nuevo impuesto sobre las bebidas azucaradas, que ha entrado en vigor este lunes, forma parte de una "nueva cultura" para "corregir" cuestiones de salud. Para Salvadó, "El objetivo del Govern es corregir determinados hábitos, no tanto de los consumidores como de los propios fabricantes". "Existe la voluntad de poner este impuesto sobre los alimentos con exceso de azúcar o de grasa", ha avanzado el secretario de Hacienda.

Lo lógico es que el nuevo gravamen, que provoca aumentos variables de precios, pero que pueden llegar al 50% en refrescos de marca blanca con más de 8 gramos de azúcar por cada 100 mililitros, se note a medida que los vendedores renueven las existencias de bebidas, ha afirmado Salvadó.

En todo caso, en algunas grandes cadenas, como Mercadona, ya se avisaba este sábado pasado de la entrada en vigor del tributo.

"El impuesto se empieza a repercutir a partir de la fecha que el punto de venta ha comprado el producto al distribuidor", ha aclarado Salvadó, para quien "la idea es que el consumidor pague el impuesto (...) para que se produzca un cambio de hábitos del consumidor". 

"El impuesto de bebidas azucaradas forma parte de una nueva cultura de impuestos. El tributo queda enmarcado en la nueva corriente de usar los impuestos para corregir ciertos problemas que tiene la sociedad", ha señalado Salvadó en declaraciones a Rac1.

Según ha recordado la Asociación de Empresas de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc), la medida prevé dos subidas: una de 0,08 céntimos por litro si el producto tiene entre 5 y 8 gramos de azúcar por cada 100 mililitros, y otra de hasta 0,12 céntimos por litro en caso de que el azúcar supere los 8 gramos por cada 100 mililitros.

Los productos afectados son todos los refrescos o sodas, bebidas de néctar de frutas, bebidas deportivas, bebidas de té y café, bebidas energéticas, leches endulzadas, bebidas alternativas de la leche, batidos y bebidas de leche con zumo de fruta, bebidas vegetales y aguas con sabores. 

0 Comentarios
cargando