Ir a contenido

ENCUESTA DE POBLACIÓN ACTIVA

El paro aumentó entre enero y marzo por la ausencia de la Semana Santa

El número de desempleados subió en 17.200 personas en el primer trimestre del año hasta situar la tasa en el 18,75%

El número de ocupados disminuyó en mayor medida que aumentó el de parados debido a que la población activa se redujo en 52.600 personas

MERCEDES JANSA / MADRID

Trabajadores en la planta de de la fábrica Delphi de Sant Cugat. 

Trabajadores en la planta de de la fábrica Delphi de Sant Cugat.  / JOAN PUIG

La ausencia de Semana Santa, que ha caído en abril,  ha marcado el mercado laboral en el primer trimestre de este 2017 que no ha contado con la palanca de las contrataciones de la primera temporada turística, especialmente buena este año. Por ello, el paro ha subido en 17.200 personas, según la Encuesta de Población Activa (EPA) que elabora trimestralmente el INE, que deja el número de desempleados en 4.255.000 personas y una tasa del 18,75%.

La temporalidad del mercado laboral español en un primer trimestre, que no suele ser bueno tradicionalmente, deja patente que no solo sube el paro, sino que hay menos personas en disposición de trabajar.  Al tiempo que hay más parados también hay menos ocupados (69.800 personas) respecto del último trimestre del año pasado. En este periodo también ha bajado el número de activos, es decir, de personas en disposición de trabajar en 52.600.

Por todo ello en la actualidad 18.438.300 personas tienen empleo en España frente a los 22.693.300 que podrían tenerlo que suponen toda la población activa. La tasa de actividad baja 17 centésimas y se sitúa en el 58,78%. En el último año la población activa ha disminuido en 127.700 personas.

En comparación con el primer trimestre del 2016, entre enero y marzo de este año ha aumentado en 6.100 personas el flujo de trabajadores mayores de 60 años que han pasado de la ocupación a la inactividad.

FUERA DEL MERCADO

Aunque el último año ha dejado de destruirse empleo y han amentado las contrataciones, aún hay un saldo negativo. En comparación con el primer trimestre del año pasado, el empleo ha crecido en 408.700 personas mientras que el paro ha bajado en 536.400. La diferencia entre una cifra y otra señala el número de personas que se han queda fuera del mercado laboral en el último año.

El peso de la temporalidad sigue siendo mayor ya que en los últimos 12 meses el empleo indefinido se ha incrementado en 195.600 personas y el temporal en 210.100.

La tasa de temporalidad es del 25,8% y ha crecido en el sector público mientras ha bajado en el privado.

El paro de larga duración han bajado en el primer trimestre y representa el 54,4%. El desempleo juvenil ha caido hasta el 41,6%.

SERVICIOS PRIVADOS

La dependencia del turismo queda patente en que en este primer trimestre el sector servicios ha perdido ocupados mientras que has aumentado en agricultura y construcción. Sin embargo, en el comportamiento del mercado laboral a lo largo de todo el año el sector servicios se mantienen como el motor de la creación de empleo que encabeza esta con casi 200.000 nuevos ocupados, más del doble que en la Industria (89.500), y cuatro veces más que en la construcción (49.800).

El peso de los servicios se hace notar en que la ocupación en el sector privado, durante el primer trimestre, ha descendido con mayor intensidad que en el sector público.

En los tres primeros meses del año ha bajado tanto el número de asalariados como el de trabajadores, aunque ambos colectivos han crecido en el cómputo del año. En variación anual, el número de asalariados aumenta en 405.600 y el de los trabajadores por cuenta propia en apenas 1.100.

Por comunidades, las mayores bajadas del paro este trimestre se dan en Andalucía (47.900 parados menos) y en Madrid (15.000). Los mayores incrementos se observan en Catalunya (18.200), Baleares (16.700) y Galicia (12.900). En términos anuales, el descenso del paro es general. Las mayores reducciones se producen en Andalucía (116.800 parados menos), Madrid (95.300) y Catalunya (83.300).

CASTIGO A LAS MUJERES

La bajada del empleo este trimestre ha castigado a las mujeres más que a los hombres. El número de mujeres en paro se incrementa en 21.700 situándose en 2.164.500, mientras que los hombres, el desempleo baja en 4.500, hasta 2.090.600.

El 'espejismo' de la recuperación necesita una renta mínima

Para la UGT las cifras de la EPA del primer trimestre indican que la recuperación es un “espejismo” porque, aunque mejoran las cifras de empleo, se perpetúa el paro de larga duración, se extiende la precariedad y la desigualdad en un mercado laboral donde prima la temporalidad y el trabajo a tiempo parcial involuntario.

Para CCOO el “pésimo” dato del incremento del paro demuestra lo injusto de las reformas que no han contenido la destrucción de empleo, al tiempo que cae la población activa.

Los dos principales sindicatos consideran que los Presupuestos Generales del Estado deben corregir esta situación potenciando la inversión pública y aumentando el gasto en protección social.

Ante el aumento de los hogares con todos sus miembros en paro, las centrales reclaman  incrementar los salarios más bajos, un plan de choque por el empleo y una renta mínima garantizada para personas sin recursos.

Por su parte la CEOE valora positivamente el ritmo de reacción de empleo, especialmente en el sector privado. Destaca también el crecimiento de los contratos indefinidos frente a los temporales y el empleo a tiempo completo frente al parcial.

0 Comentarios
cargando