Ir a contenido

INNOVACIÓN

Cafés Novell lanza la primera cápsula de café 'compostable' del mercado

El proceso de compostaje de cada cápsula dura 12 semanas

Josep M. Berengueras

Las nuevas cápsulas compostables compatibles con Nespresso.

Las nuevas cápsulas compostables compatibles con Nespresso. / RICARD CUGAT

Las cápsulas de café son uno de los grandes lanzamientos de los últimos tiempos, y su uso sigue al alza. Sin embargo, este nuevo producto ha comportado también un aumento de los residuos producidos. Hasta ahora no había solución para estas cápsulas, más allá del reciclaje que ofrecen algunas marcas. Pero Cafés Novell ha dado con ella: tras invertir un millón de euros, acaba de lanzar al mercado las primeras cápsulas compostables de café compatibles con cafeteras Nespresso.

Estas nuevas cápsulas de café, una vez utilizadas, se podrán depositar en el contenedor marrón (materia orgánica), en vez del amarillo (plástico). Tras tratarse en la planta correspondiente, desaparecen en solo 12 semanas, ha explicado Josep Novell, uno de los tres hermanos que dirigen la compañía (junto a Ramon y Dolors). "Se trata de una solución innovadora que permitirá eliminar el impacto medioambiental que provocan las cápsulas fabricadas con plásticos y aluminios", ha agregado. Dolors Novell ya anunció a este diario la producción de estas cápsulas.

La empresa ha investigado cómo desarrollar el producto durante dos años, para un lanzamiento que busca impulsar la compañía en el segmento Alimentación y también impulsar las ventas en otros países. La firma espera alcanzar en diciembre unas ventas mensuales de 500.000 cápsulas de este tipo, que contienen además café ecológico certificado. Las cápsulas se venden en packs de 10 cápsulas, con un precio de 3,30 euros, y se presentan en variedades Intenso Descafeinado. Además de tiendas donde ya se vendía su café, la compañía negocia entrar en varias cadenas de supermercados.

El reciclaje de las cápsulas es una de las preocuapciones del sector, que hasta ahora no había dado con la fórmula (para albergar unos 6 gramos de café, cada cápsula está compuesta de 3 gramos de material, sobre todo plástico pero también aluminio). De hecho, el Ayuntamiento de Hamburgo (Alemania) ha prohibido su compra, por "consumo innecesario de residuos y generación de basura, además de incluir habitualmente aluminio". "Somos pioneros. Sabemos que hay un par de proyectos más en Europa, uno de una empresa suiza y otro en Reino Unido. Pero somos los primeros en este tipo de cápsulas compatibles Nespresso", ha agregado Josep Novell. 

La compañía, con sede en Vilafranca del Penedès, facturó 25 millones en el 2016 (tras crecer un 13%) y cuenta con unos 200 empleados. La empresa espera ampliar este año las ventas un 12%, hasta los 28 millones, con un impulso también de las ventas en el exterior. "Actualmente el segmento